CEO y directivo de una entidad financiera, la figura más reclamada de los consejos de administración, según un estudio de Marsh

Aunque la responsabilidad de los consejeros y directivos es solidaria, las reclamaciones contra consejeros y directivos españoles comienzan a formularse de forma nominal contra directivos concretos de las compañías en vez de forma colectiva al Consejo de Administración. La figura del consejero delgado es el cargo más reclamado en España (75% de los casos), seguido del presidente (38%), el CFO (36%) y directivos concretos (35%), según desvelan las conclusiones del VI Estudio Marsh sobre el Mercado Español de Seguros D&O.

El estudio, que elabora cada año Marsh junto al despacho de abogados Gómez-Acebo & Pombo fue presentado ayer en Madrid por Fernando Igartua, vicepresidente de Gómez-Acebo & Pombo, y Luis Docio, director general de Marsh España.

“Las reclamaciones nominadas, que ya suponen el 25% del total, se acentúan cuando la sociedad tiene presencia internacional, por lo que representan una tendencia al alza”, afirma José María Elguero, director del Servicios de Estudios de Marsh y autor del informe.

El estudio, único en España, revela que el seguro de consejeros y directivos (D&O, por sus siglas en inglés), sigue creciendo en nuestro país tanto en primas, como en pólizas y reclamaciones, ofreciendo la radiografía más completa sobre este ramo en el mercado español.

Las reclamaciones al sector financiero aumentan

Las reclamaciones contra los altos cargos se incrementaron un 6,6%, hasta alcanzar el 43.2% del mercado, lo que supone que 1 de cada 3 empresas con un seguro para proteger a sus directivos sufrieron una reclamación en 2012. Por primera vez desde la edición de este estudio, las Entidades Financieras, superan al sector de la Construcción en número de reclamaciones (37,8% de los casos frente al 28% del año anterior), convirtiéndose en el sector más reclamado seguido del sector Inmobiliario/ Construcción (31%) y el sector Servicios (7,5%). La mayoría de las reclamaciones proceden de la Junta de Accionistas (41,8%, dos puntos más activos que el ejercicio anterior), los empleados (35,5%) y los acreedores (11,9%).

El estudio revela que en tres años (de 2010 a 2012), se han interpuesto el doble de reclamaciones contra Entidades Financieras, ya que han experimentado un incremento acumulado del 113% en nuestro país. Dentro de las Entidades Financieras, destacan como objetivo de reclamación los pequeños bancos y cajas de ahorros, y las sociedades de capital riesgo, por inversiones fallidas.

Crecimiento de primas y pólizas

Un año más, el seguro de D&O destaca como motor de crecimiento de los seguros de Responsabilidad Civil en España, creciendo en número de pólizas por encima de los dos dígitos (16,21% más) hasta alcanzar las 36.268 pólizas. Esta cifra supone un crecimiento acumulado de nuevos compradores del 365% desde 2006.

El 34% de los nuevos compradores de este tipo de pólizas son pyme, especialmente en empresas con facturaciones inferiores a 50 millones de euros, “Este dato da una idea del grado de concienciación que está adquiriendo el empresariado español frente a la responsabilidad de sus directivos, especialmente motivado por el incremento de las reclamaciones y la constante publicación de casos en los medios”, explica Elguero.

El volumen total de primas generadas por el D&O crece a su vez un 7,8%, pese a que la prima media se sitúa en los 4.018 € (un 8% más baja que el año anterior). Esto supone que la empresa española invierte ya 145.752.000 € en proteger el patrimonio personal de sus directivos.

Directivos demandables años después de su cese

La inactividad del directivo no le exime del riesgo. «Los administradores pueden ser demandados por un tercero perjudicado durante los cuatro años siguientes a sus ceses efectivos», matiza Francisco Peña González, socio de Gómez-Acebo & Pombo.Por otra parte, si el seguro incluye la cobertura de prestación de fianzas, el asegurado dispondrá de un instrumento para afrontar las medidas que, eventualmente, acuerde el juez. “No será necesario depositar el dinero en efectivo. Bastará con la entrega de la póliza de seguros que cubra el riesgo de prestación de fianzas”, explica Peña González.

Tagged , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.