China será el motor de la recuperación del seguro tras el COVID-19

China seguros Global Data COVID-19 noticias de seguros

El producto interior bruto mundial se contraerá un 4,1% este año en la que es hasta el momento la recesión más profunda que jamás se haya padecido. El último estudio sigma, «Reconstruir mejor: perspectiva global de la economía y el mercado asegurador 2021/22», pronostica que en 2021 la recuperación tras la crisis del COVID-19 será lenta e irregular.

Está previsto que el producto interior bruto (PIB) mundial crezca un 4,7 % en 2021 en términos reales, por debajo de la expectativa de consenso del mercado de un crecimiento del 5,2 %. En este contexto, el estudio sigma revela que en medio de la sacudida económica infligida por la COVID-19, los mercados aseguradores mundiales se han visto menos gravemente afectados de lo esperado en las previsiones de junio de 2020 del Swiss Re Institute.

Impacto en las primas del COVID-19

Se estima que el volumen total de primas en 2020 disminuirá un 1,4 % en términos reales, menos que la caída anteriormente prevista del 2,8 %. Se espera que el crecimiento de las primas se recupere rápidamente hasta el 3,4 % y el 3,3 % en 2021 y 2022 respectivamente, respaldado por un constante endurecimiento de las tarifas.

Considerando los niveles de resiliencia económica de los diferentes países, la pandemia afectará a cada economía en función de su capacidad para absorber impactos y de su política gubernamental. Los datos preliminares indican que las respuestas fiscales serán el diferenciador clave.

Los expertos de Swiss Re creen que, de entre las grandes economías avanzadas, Reino Unido, Japón y EE. UU. serán las que vean más reducidas sus reservas fiscales. Las desigualdades de ingresos se ampliarán aún más, ya que, por un lado, se han recortado muchos trabajos con bajos salarios a causa de la recesión y, por otro, los mercados laborales se van a ver más gravemente afectados de lo que indican los datos oficiales.

Las consecuencia del COVID-19 en el empleo

Por ejemplo, la tasa de desempleo oficial de la zona euro se ha mantenido sorprendentemente invariable en alrededor del 7,9%. Sin embargo, la tasa de desempleo en la sombra, que tiene en cuenta los trabajadores inactivos y los acogidos a situaciones de regulación temporal de empleo, así como los oficialmente desempleados, ha alcanzado casi el 25% en las cuatro mayores economías de Europa: Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.

«Para lograr una recuperación económica sostenible necesitamos un reposicionamiento de las políticas. Las políticas públicas deben centrarse en áreas tales como infraestructura, tecnología y clima. La creación de nueva infraestructura sostenible tendrá un impacto considerable sobre el crecimiento del PIB», afirmó Jerome Jean Haegeli, economista jefe del Grupo Swiss Re. «Además de un gasto más inteligente, los responsables de la elaboración de las políticas deben hacer un mayor uso de colaboraciones público-privadas y establecer marcos operativos y regulatorios para reciclar mejor la financiación privada, como fondos de seguro, en la economía real», señaló Haegeli.

El papel del seguro en la recuperación post COVID-19

El sector del seguro puede contribuir a un crecimiento más inclusivo ampliando su alcance digital, ya que cada vez hay más gente que gestiona en línea sus necesidades diarias. La analítica de datos ayudará a las aseguradoras a comprender las necesidades de los clientes y les facilitará la presentación de ofertas más personalizadas y asequibles, como coberturas de pago por uso.

Al disponer de indemnización económica según la necesidad, los hogares y las empresas pueden resistir mejor los eventos de daños, lo que aumenta la resiliencia mejorando la capacidad subyacente de una economía para absorber impactos.

Frente a la adversidad, los mercados aseguradores se mantienen firmes

La demanda en los mercados avanzados ha ido mejor de lo esperado en el primer semestre de 2020. Por ello, a pesar de haber anticipado inicialmente un estancamiento en su previsión de junio, Swiss Re Institute ahora estima que las primas de no vida globales crecerán un 1,1% este año y se recuperarán hasta un crecimiento promedio anual del 3,6% en 2021 y 2022.

Probablemente los volúmenes volverán a situarse por encima de los niveles anteriores a la pandemia ya a finales del próximo año. Se prevé que las primas de no vida de los mercados avanzados crecerán cerca del 3% tanto en 2021 como en 2022, con Asia avanzada y EE. UU. a la cabeza, donde un mercado duro en el seguro comercial impulsará las primas.

China seguirá siendo el mercado con crecimiento más rápido, con un incremento de primas estimado del 10% anual en los próximos dos años, en gran parte gracias a un robusto ramo de salud. El resto de los mercados emergentes experimentará un crecimiento conjunto de las primas cercano al 4 % anual.

El mercado de vida ha sido el más duramente golpeado por la recesión económica de este año. Con una contracción prevista de las primas mundiales del 4,5% en un escenario de aumento del desempleo y menos poder adquisitivo. Esta es también una caída menor que la previsión de descenso del 6% realizada en junio. Debido a un crecimiento del mercado mayor de lo esperado en EE. UU.

Bajos tipos de interés

El entorno de bajas tasas de interés ha pesado sobre el sector, ya que ha restado atractivo a los productos del tipo ahorro. Sin embargo, también en vida, Swiss Re Institute pronostica una rápida vuelta al crecimiento tendencial del 3% en 2021 gracias a la recuperación económica. El repunte estará liderado por los mercados emergentes. Principalmente por Asia emergente. Con una previsión de aumento de las primas del 6,9% en 2021 (y del 8,5 % en China).

La mayor concienciación del riesgo después de la COVID-19 será un factor principal de la recuperación del sector. Una encuesta realizada por Swiss Re después del brote del virus indica el aumento de la intención de los consumidores de comprar seguro de mortalidad y salud1 . Otro factor será la rápida adopción de seguro digital.

El endurecimiento de tarifas continuará

La fijación de precios en el seguro de no vida volvió a fortalecerse este año. Respaldando la resiliencia global del mercado en términos de crecimiento y rentabilidad. «Las condiciones del mercado tanto desde el lado de la oferta como del de la demanda apuntan a un continuo fortalecimiento de los precios», dijo Andreas Berger, director ejecutivo de Swiss Re Corporate Solutions. «El entorno de bajas tasas de interés y la inflación social en curso en EE. UU. serán factores clave del endurecimiento del mercado». El alza se ha extendido a los ramos comerciales. Y a casi todas las regiones. El ramo de accidentes, que había permanecido blando hasta 2018, también empezó a mejorar este año. Especialmente en EE. UU. y Europa. El endurecimiento de tarifas probablemente continuará en 2021.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.