AXA lanza un SIALP que invierte de forma responsable

AXA nuevo SIALP noticias de seguros

AXA España ha dado un nuevo paso en su firme apuesta por productos de inversión socialmente responsables con el lanzamiento de iProtect SIALP. Se trata de un seguro individual de ahorro a largo plazo en el que el 100% de la cartera integra criterios de inversión responsable.

Es más, el 30% de los fondos cuentan con el distintivo ESG. Este nuevo activo viene a sumarse al porfolio de AXA que, además de rentabilidad, busca un impacto positivo para la sociedad, como son aquellos que excluyen a la industria del carbón o el AXA WF Framlington Women Empowerment, uno de los primeros fondos globales gestionado de forma activa que invierte en empresas que apuestan por la diversidad de género.

El compromiso de AXA con la inversión responsable

En AXA llevamos por bandera el objetivo de tratar que el cliente viva una vida mejor. Y en el caso de las inversiones esto pasa cada vez más por generar rendimientos sostenibles y, al mismo tiempo, promover un comportamiento socialmente responsable”, asegura Nuria Fernández París, directora de Oferta Clientes Particulares de AXA España.

La Inversión socialmente responsable es una disciplina de inversión que tiene en cuenta criterios medioambientales, sociales y de gobernanza empresarial para generar rendimientos financieros competitivos a largo plazo y al mismo tiempo un impacto social positivo.

iProtect SIALP de AXA

Además de su determinante componente social, esta fórmula de inversión combina tres grandes ventajas más. La fiscalidad de un SIALP; la protección adicional de la inversión y los beneficios que otorga la cobertura iProtect; y la alta rentabilidad potencial de la cartera seleccionada. El nuevo iProtect SIALP tiene la gran ventaja de proteger el 85% de la inversión y los beneficios que se vayan obteniendo en cualquier momento gracias a la cobertura iProtect, frente al resto de SIALP que ofrecen la garantía solo sobre la inversión y a los cinco años desde su contratación.

Por otro lado, el inversor tiene la ventaja de que los rendimientos acumulados están exentos de tributación a partir del quinto año de la fecha de efecto del contrato, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos fiscales, como el límite anual de aportaciones de 5.000 euros, explica la compañía.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.