Consejos de Das para evitar ocupaciones y robos en el hogar

Consejos de Das para evitar ocupaciones y robos en el hogar

Las ocupaciones y robos en el hogar son los incidentes más comunes durante el verano, cuando las personas salen de vacaciones.

Con la llegada de las vacaciones, el número de robos en hogares aumenta significativamente. En España se cometen más de 280 robos en viviendas y negocios cada día, con un importe medio de lo robado en torno a los 1.500 euros.

También se incrementan las probabilidades de sufrir una ocupación. En 2021, el número de ocupaciones de viviendas creció un 18%, alcanzando los 13.389 casos en España.

Medidas para evitar ocupaciones y robos

La abogada del centro de atención jurídica de Das, Natalia Mañas, explica cómo impedir sorpresas desagradables a la vuelta de las vacaciones. Aunque parezca evidente, la primera medida es comprobar el cierre de puertas y ventanas. Si se tienen dispositivos electrónicos de alarma, asegurarse de su correcto funcionamiento.

Esconder las llaves de casa en el buzón, en macetas y lugares similares no es buena idea. Aun así, siempre es recomendable que una persona cercana visite la vivienda para evitar la sensación de vacío durante el periodo vacacional.

“Si no te vas muchos días, dejar ropa tendida es también una buena práctica para disuadir a los ladrones. Tampoco desconectes totalmente la electricidad. El timbre de la puerta desconectado es un indicador de que no hay nadie en casa”, aconseja Mañas. “Es importante no dejar dinero, joyas ni objetos valiosos en el domicilio y, si se hace, fotografíalos”.

No anunciar la partida en Redes Sociales

Los expertos recomiendan anotar el número de serie de electrodomésticos y aparatos tecnológicos. Guardar los libros de instrucciones, la garantía o la factura de compra sirve para demostrar la pertenencia de los objetos en caso de robo. Por último, Mañas insiste en la importancia de evitar anunciar las vacaciones en las redes sociales, para no dar pistas sobre las fechas en las que la casa está vacía.

Qué hacer en caso de un robo en el hogar

Si, pese a todas las recomendaciones, se sufre un robo en el hogar es imprescindible no tocar ni mover ningún objeto. Avisar a la policía antes de comprobar el estado del domicilio.

Una vez la policía haya examinado la casa, se debe hacer una lista exhaustiva, indicando todo lo que ha sido dañado o robado. Servirá para presentar la denuncia en comisaría. Es recomendable acompañar facturas o documentos que acrediten lo que falta.

También es necesario llamar al banco en el caso de que se hayan robado objetos o cualquier soporte digital o electrónico que contenga  información relevante sobre datos financieros, cuentas, o fotocopias de documentos oficiales como el pasaporte o el DNI.

Si se tiene contratado un seguro de hogar, se debe contactar con la compañía para poner la correspondiente reclamación. Para ello, también será necesario el uso de la lista de objetos robados elaborada previamente, junto con las facturas y documentos que acrediten su propiedad.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.