DKV elimina las solicitudes de autorización de varios servicios

DKV se compromete a que el 40% de los puestos directivos estén ocupados por mujeres en 2025 .

Con el foco puesto en mejorar la experiencia de sus clientes y facilitarles la vida, DKV elimina las autorizaciones en algunos de sus servicios. A partir de ahora, no será necesaria la solicitud de autorizaciones para muchos de los procedimientos diagnósticos y actos terapéuticos con el objetivo de evitar que tanto los clientes como los profesionales tengan que solicitar estos permisos, mejorando así la accesibilidad, agilidad, facilidad y experiencia del asegurado.

Concretamente, se trata de los servicios de fisioterapia, las sesiones de psicoterapia (excepto para los trastornos de alimentación, relacionales y adaptativos que mantienen la necesidad de autorización); y la densitometría ósea. Además, de cara a enero de 2021, algunos procedimientos de la especialidad de dermatología se unirán también a esta liberalización de autorizaciones.

DKV simplifica sus procesos

Esta decisión, que se ha llevado a cabo por el equipo de operaciones y el de dirección médica de DKV. Y se enmarca en las medidas de simplificación de las operaciones, mejora de la accesibilidad a los servicios y mejora de la experiencia de cliente.

Gonzalo Casino, director de operaciones de salud, indica que “estas nuevas medidas son una decisión orientada a mejorar la experiencia de nuestros asegurados en la utilización de su seguro y facilitar al máximo el acceso a los servicios médicos que les ofrecemos evitando los trámites administrativos que suponen la gestión de las autorizaciones con su aseguradora”.

Más de 100.000 autorizaciones evitadas

En el 2020 se emitieron estas autorizaciones: 32.773 de fisioterapia, 31.945 de psicoterapia, 24.394 en densitometrías y 6.805 actos de dermatología (molluscum). Por lo que, se calcula que en el 2022 se evitarán más de 100.000.

Francisco Lorenzo, subdirector general de asistencia sanitaria de DKV, asegura que “estos cambios se han decidido como consecuencia de la continua revisión y cuestionamiento de nuestros procesos, con una orientación a la mejora de la experiencia de cliente y facilitando la interacción con los proveedores asistenciales”.

En definitiva, este año finaliza con la liberación de las autorizaciones de muchos tratamientos. Por ejemplo, la rehabilitación de lesiones postraumáticas, las consultas y sesiones de psicoterapia. O algunas pruebas diagnósticas como las densitometrías.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.