El fin de las ayudas públicas dispara las insolvencias en todo el mundo

En Turquía, España, Suiza, Reino Unido República Checa, Rumanía y Dinamarca las insolvencias están por encima de los niveles prepandemia.

Crédito y Caución prevé que en los próximos meses se produzca un ajuste de los niveles de las insolvencias en todo el mundo. Este hecho está vinculado al fin de los apoyos fiscales al tejido empresarial en un contexto de desaceleración del crecimiento mundial.

La compañía explica que las perspectivas se han debilitado aún más en los últimos seis meses, principalmente por el impacto en la inflación de los altos precios de la energía y los cuellos de botella en la cadena de suministro, mermando el poder adquisitivo de los consumidores.

Insolvencias por encima del nivel prepandemia

De acuerdo con el último estudio difundido por la aseguradora, en Turquía, España, Suiza o Reino Unido las insolvencias están ya muy por encima de los niveles anteriores a la pandemia. República Checa, Rumanía y Dinamarca muestran un nivel inferior pero ya han superado también los de 2019.

En cambio, en Países Bajos, Estados Unidos, Corea del Sur o Japón aún no se observa una reversión a los niveles normales. Incluso en los últimos trimestres, los niveles de insolvencia en estos países se mantuvieron muy bajos. Todos ellos tenían programas de apoyo gubernamental relativamente generosos que han mejorado la posición de liquidez de las empresas.

El informe de Crédito y Caución explica que durante la pandemia de Covid-19 se produjo un descenso mundial de los niveles de insolvencia debido a las moratorias concursales y los estímulos fiscales.

El impacto de las ayudas gubernamentales en las insolvencias

Los generosos apoyos gubernamentales de 2020 no solo salvaron a empresas viables, sino que crearon empresas zombis que habrían impagado en una situación de normalidad. Desde 2021, coincidiendo con la retirada progresiva de los estímulos fiscales, se ha producido un ajuste parcial a los niveles de insolvencia que muestra una amplia variabilidad por países.

“Prevemos que pueden pasar hasta ocho trimestres después de la interrupción de las ayudas públicas antes de que el nivel de insolvencia alcance el nivel de normalidad”, explica el informe. A esta normalización podrían añadirse los impagos adicionales por parte de las empresas zombi, que entrarán gradualmente en mora.

Previsiones

En 2022 se prevé una disminución sustancial de las insolvencias en Nueva Zelanda y Hong Kong, ya que sostienen programas de estímulo fiscal. El crecimiento será moderadamente negativo en Suecia y moderadamente positivo en España, Singapur, Corea del Sur, Japón, Estados Unidos y República Checa. El aumento será sustancial en Rusia debido al impacto de una economía en recesión en 2022 y 2023. En 2023 , las tasas más altas de crecimiento de las insolvencias se observarán en Corea del Sur, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Hong Kong, Singapur y los Países Bajos.

En los próximos años, las empresas tendrán que adaptarse a un entorno sin ayudas públicas significativas, lo que supondrá un desafío para las empresas que se han sobreendeudado durante la pandemia.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.