El incremento de muertes en España aumenta la preocupación en el sector

El incremento de muertes en España aumenta la preocupación en el sector.

La tasa de mortalidad crece un 16% en el país, aunque los expertos no dan una explicación definitiva a esta insólita cifra.

Un texto de Olga Juárez Gómez

La tasa de mortalidad en España sigue sin volver a los datos habituales prepandémicos. Administrativamente, nadie quiere desarrollar por qué se produce este contundente fenómeno descubierto por Eurostat. Según revelan los últimos datos publicados por la oficina estadística europea, España ha experimentado un aumento del 16% en la tasa de mortalidad registrada en junio, por detrás de Portugal, con un alza del 24%.

Sin duda, unos datos preocupantes y escandalosos sobre los que ninguna institución del Gobierno ha querido dar una explicación. Tal y como refleja MoMo, el sistema de monitorización que mide la mortalidad diaria por todo tipo de causas en España, el mes de julio registró 10 veces más muertes que el de 2019. Francisco Martínez Aguilar, director general de Asisa Vida, aporta una serie de razones que pueden llegar a justificar cierta parte de estas defunciones. “Diversos estudios explican los factores que influyen en este comportamiento; entre ellos se encuentran las consecuencias a largo plazo de la pandemia, el efecto de las olas de calor de los últimos meses o las consecuencias de la crisis económica”, explica.

Deteniendo la atención en las diferentes casuísticas, el aumento de las muertes en estos meses podría incitar las diversas tesis antivacunas. No obstante, si las vacunas Covid-19 no hubieran atenuado la alta tasa de mortalidad, la subida en el número de muertes habría sido significativa en toda Europa. Por otro lado, la llegada de la pandemia ha provocado un gran colapso sanitario, el sistema sanitario no estaba preparado para afrontar una emergencia sanitaria de esta envergadura. Las secuelas de esta grave crisis se reflejan en citas suspendidas, retrasos en el diagnóstico, interrupciones de tratamientos y muertes.

También, es importante señalar que la mayoría de defunciones se han producido en personas mayores de 90 años. En este baremo de edad, las enfermedades crónicas están muy presentes, por ello, necesitan una mayor atención y cuidados sanitarios. Por otra parte, algunos expertos sanitarios alegan que el Covid-19 tiene analogía con diferentes patologías cardiovasculares y que, además, el confinamiento derivó en el incremento de enfermedades crónicas como diabetes o hipertensión. En conclusión, en estos meses, casi sin restricciones ni mascarillas, la población estaría viviendo las consecuencias de la mala gestión sanitaria, agravada por la pandemia.

Consecuencias en el sector asegurador

El asegurador es un sector que se ve directamente afectado por esta situación, puesto que dependen de las personas y sus hábitos de vida. “En todo caso, aunque el aumento de la mortalidad tendrá efectos distintos en los diferentes ramos, no esperamos que afecte directamente a la disminución de pólizas o a la estabilidad del sector”, comenta Martínez Aguilar. Las aseguradoras y sus departamentos técnicos cuentan con previsiones a largo plazo, por lo tanto, están preparadas para hacer frente a estos desajustes puntuales de la dinámica poblacional. Del mismo modo, las normativas establecidas por el sector obligan a mantener reservas para poder afrontar estas desdichas, por ello, no existe una preocupación aparente en el sector.

Por lo general, las aseguradoras son grandes previsoras, sin embargo, este aumento de muertes no afecta a todos los ramos de forma semejante. Como indica Martínez Aguilar, en decesos han sufrido un importante aumento de la siniestralidad derivado de la gran ola Covid-19. “Sin embargo, este incremento de la siniestralidad se ha visto compensado por el aumento de la demanda de estos seguros por parte de muchas familias que han percibido la necesidad de protegerse. En el caso del seguro de Vida, que también ha visto como aumenta su siniestralidad, se observa también un incremento del aseguramiento: muchas personas entienden la ventaja de’ contar con estos seguros e incluso ha descendido la edad de contratación por esa percepción de vulnerabilidad que todos hemos sufrido en nuestra propia realidad”.

El seguro responde a una sociedad envejecida

Este repunte de mortalidad ya ha afectado a…

¡Continúa leyendo en elEconomista Seguros!

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.