Grupo GAB lanza el Protocolo IPS en caso de riesgos extraordinarios

El Protocolo IPS permite a Grupo GAB activar su red de peritos y equipo administrativo ante fenómenos atmosféricos extraordinarios.

En los últimos años, los fenómenos atmosféricos extraordinarios (DANA, inundaciones, lluvias torrenciales, nevadas, granizo, etc. se han multiplicado. Por ejemplo, en septiembre de 2019 se produjeron en Murcia y Alicante lluvias con intensidades medias de 425 litros por m2, y en enero de este año Filomena provocó una nevada histórica en el centro de la península, colapsando Madrid y Toledo. “Estos fenómenos meteorológicos, que comienzan a dejar de ser puntuales, acarrean un incremento de trabajo de tales dimensiones que exigen a los gabinetes periciales métodos de trabajo diferentes a los habituales”, explica Juanjo Mendoza, director general de Grupo GAB.

Grupo GAB (GAB Peritaciones y Persé Responde) tiene amplia experiencia en la gestión de alertas provocadas por fenómenos atmosféricos extraordinarios. Por eso la compañía tiene implementado, para activar en cualquier momento, el Protocolo IPS (Incremento Puntual de Siniestros). Gracias a IPS, Grupo GAB gestionó durante Filomena unos 4.000 siniestros en Madrid y más de 1.500 en Toledo.

Desde hace unos años, nuestro gabinete de peritaciones está preparado y gestiona este tipo de alertas meteorológicas. Gracias a nuestra tecnología y equipo de profesionales, podemos activar en poco tiempo nuestro protocolo IPS, bien en el momento en el que las previsiones meteorológicas alertan del posible riesgo de un ciclo elevado de trabajo, o bien para activarlo de forma inmediata, como sucedió con el terremoto de Lorca en 2011”, comenta Juanjo Mendoza.

Objetivos de IPS de Grupo GAB

Este protocolo tiene como objetivo dotar a Grupo GAB de un método de trabajo global. Para dar respuesta a las exigencias críticas de sus clientes ante estos fenómenos naturales. Y gestionando, peritando e informando del mayor número de siniestros en los plazos habituales exigidos. IPS es fruto de la experiencia de muchos años de trabajo y en su elaboración cuenta con la colaboración y pautas de actuación de toda la red pericial nacional y administrativa de Grupo GAB.

A grandes rasgos, el protocolo funciona de la siguiente manera: GAB avisa al cliente de una posible situación natural crítica para que se active IPS; se evalúa el alcance y la posible gravedad del fenómeno: número previsible de siniestros y duración aproximada de la campaña; asignación y dimensionamiento de un equipo administrativo exclusivo para este evento; redimensionamiento del servicio de videoperitación; gestión e interlocución con la red pericial y comunicación de pautas de actuación con la Aseguradora e información periódica de resultados.

Sabemos que la parte más compleja para la gestión de estos ciclos de trabajo con alto volumen de siniestros es disponer de una amplia red pericial y coordinar el trabajo de campo en la zona afectada”, matiza Juanjo Mendoza. Para ello, es imprescindible que un gabinete de peritación cuente con la implicación y colaboración de peritos de todas las provincias de España. “En GAB sabemos que es imposible actuar con garantías en este tipo de situaciones críticas,  si no cuentas con una red pericial profesional, ampliamente dimensionada para atender el alto volumen de siniestros y, muy importante, que esté fidelizada”, matiza Juanjo Mendoza.

Pilares de IPS

A juicio de Juanjo Mendoza, el éxito de IPS radica en dos pilares esenciales. Por un lado, el equipo humano. “No habrá colaboración de la red pericial sin una labor previa de buen trato profesional y humano diario y cercano con todos y cada uno de los profesionales”. Y, por otor, la tecnología. “El equipo administrativo y la red pericial están coordinados por un aplicativo de gestión propio con tecnología SalesForce, que es capaz de controlar el volumen de entrada, la asignación de plazos, tareas pendientes, o incluso, tener la capacidad de asignar encargos a los peritos por códigos postales con el fin de optimizar sus desplazamientos”.

Todo el engranaje del protocolo IPS está pensado para poner los medios para que la calidad del servicio y el tiempo de ejecución sean óptimos tanto para el asegurado como para la compañía aseguradora. Pero gestionar estos dos elementos críticos con tanto volumen de trabajo en tan poco tiempo no es fácil”, concluye Juanjo Mendoza.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.