Insurtech: El poder de los datos y la analítica para revolucionar el mundo de los seguros

Carlos Ranz, director responsable sector Seguros, de Vector ITC, a Softtek Company.

Carlos Ranz, director responsable sector Seguros, de Softtek EMEA

Muchas veces, los clientes se hacen preguntas para las que las aseguradoras tradicionales no tienen respuesta, como: ¿por qué tengo que pagar anualmente el seguro? o ¿cómo puedo asegurar mi información de la ciberdelincuencia que cada vez será mayor? Sin embargo, la tecnología ha posibilitado innegables avances a la industria de la mano del uso y democratización del acceso a soluciones TI que tienen un pilar fundamental en el entorno de los “datos”. Esto posibilita encontrar respuestas a estos interrogantes y proponen la evolución desde la observación y el análisis de los patrones de comportamiento de los clientes, y del entorno competitivo, en el que las compañías del sector asegurador enfrentarán nuevos modelos de negocio como principal desafío.

Podemos decir que son siete las claves para la aceleración digital que, en conjunto, forman una hoja de ruta de las acciones a realizar en cada paso, con las que, durante muchos años hemos estado apoyando a las empresas desde el inicio de sus caminos, convirtiéndonos en un socio tecnológico clave. Una de ellas se basa en utilizar el poder de los datos y la analítica para obtener una ventaja competitiva, comprendiendo el comportamiento de los consumidores y detectando las tendencias del mercado.

La Inteligencia Artificial (AI), la Realidad Virtual y el Machine Learning son las dos tecnologías más importantes para impulsar la innovación en el sector Seguros, a lo que hay que sumar otras muchas innovaciones tecnológicas ya aplicadas: blockchain, plataformas, big data, movilidad, cloud computing, video peritaje, telemedicina, etc. Gracias a esto, se han conseguido grandes avances , especialmente en el apartado de gestión del riesgo.

El análisis de datos permite establecer patrones y correlaciones entre diferentes perfiles de clientes o conductas de usuario que ayudan en gran medida a las compañías a desarrollar estrategias preventivas ante situaciones graves con gran anticipación. Por ejemplo, el Big Data ofrece una cobertura de riesgo 360º, que se traduce en que el correcto tratamiento de los datos, facilita la visión integral de un escenario ante cualquier incidente que pueda poner en riesgo a la aseguradora.

Pero además de la prevención, también se han logrado grandes beneficios relacionados con la personalización del servicio, y la ciberseguridad. Al implementar herramientas encargadas de extraer datos de fuentes internas y externas, se permite a la aseguradora observar un amplio rango de conductas de los clientes para detectar patrones de comportamiento que puedan inducir a situaciones fraudulentas. Esto facilita tomar la delantera y desarrollar medidas eficaces con el fin de evitar o minimizar pérdidas. Durante los próximos años, la ciberdelincuencia crecerá en la misma medida que el universo de las aplicaciones.

Los datos son el gran valor

Por el lado de la personalización de los servicios y la fidelización de los clientes, los datos son el componente más valioso. El mundo digital ha cambiado el rol del consumidor, hasta convertirlo en el epicentro de todas las decisiones de las empresas. La experiencia del cliente marca la diferencia definitiva en su decisión de compra, más que otros factores. La utilización de la información recopilada ofrece una ventaja competitiva que permite ofrecer recomendaciones afines a necesidades reales y también permite ajustar las primas del seguro al riesgo real y verificado de los clientes. Esto ayuda a prever cuáles son las pólizas con mayor riesgo y probabilidad de abandono.

Con todo esto sobre la mesa, es necesario poner en valor que la industria aseguradora es la única cuya razón de ser es el dato. Tradicionalmente, ha sido un sector conservador en el fondo y en la forma, pero si alguna industria tiene a la información como producto final, es esta. La póliza es información, el recibo es información, el siniestro es información, todo son datos. Cuando se reducen los márgenes financieros, una buena forma de obtener nuevos ingresos es monetizar la información. venderles información anonimizada a terceros. El negocio asegurador ahora ve en la tecnología un fenómeno aliado, entre otras cosas, porque el asegurado demandaba servicios adaptados a sus necesidades personales.

Pero para que todas las piezas encajen, es necesario que la transformación digital se aplique a todos los principales actores del negocio: redes de distribución comercial propias y de terceros, proveedores con un universo muy dispar de los mismos, empleados de las compañías aseguradoras. Y por todo ello, se necesita contar con las Insurtech, como aceleradores e impulsores de la transformación digital del sector asegurador. En este sentido, queremos lanzarles un mensaje: ¡sois irremplazables, las compañías os necesitan! porque podéis actuar sobre los “Diez Mandamientos” para la buena gestión de una compañía que se resumen en tres: mayor productividad, disminución de costes y nuevos servicios para el cliente.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.