La crisis dispara un 25% la siniestralidad del seguro de D&O en 2011, según Marsh

Una de cada tres empresas españolas que cuentan con un seguro de responsabilidad civil de directivos y consejeros ha sufrido algún tipo de reclamación durante el pasado ejercicio. Este aumento de la litigiosidad derivada de la crisis económica y financiera ha disparado cerca de un 25% la siniestralidad de los seguros de D&O en el mercado español durante el pasado ejercicio, según señala el V Estudio sobre el mercado español de seguros de D&O elaborado por Marsh en colaboración con el bufete Gómez Acebo & Pombo, presentado ayer en Madrid.

Conscientes de que el riesgo de recibir reclamaciones por parte de accionistas, empleados o clientes, es cada vez mayor, las empresas españolas han reforzado su interés por este tipo de seguros de responsabilidad civil. Así, al cierre de 2011, el volumen de primas de este sub ramo creció un 13%, hasta 135 millones de euros.

A pesar de la creencia popular de que las pymes o las empresas familiares están exentas de este tipo de riesgos, el estudio de Marsh señala que un 17% de las empresas españolas ya cuentan con una póliza que cubra la responsabilidad de sus directivos. A lo largo del pasado ejercicio se comercializaron 30.832 pólizas, más de un 30% más que un año antes, y la contratación en el segmento pyme se disparó un 20%, según señaló José María Elguero, director de Estudios de Marsh y encargado de presentar los datos del informe en un acto al que también acudió la directora general de Seguros y Fondos de Pensiones, Flavia Rodríguez-Ponga. El precio medio del seguro ronda los 4.400 euros, aunque éste depende del tipo de empresa, el sector –construcción y sector financiero son los de mayor riesgo- historial de reclamaciones, etcétera.

Para Elguero, la explicación al auge de la contratación de pólizas de D&O por parte de pequeñas y medianas empresas se debe a la entrada con fuerza en este segmento del seguro de RC de los operadores de bancaseguros.

“El año de la siniestralidad”

El director de Estudios de Marsh definió 2011 como “el año de la siniestralidad”. No en vano, ésta se disparó un 24,5% en el ejercicio. Este incremento se explica, en parte, por el auge del activismo accionarial, que ha provocado que las acciones sociales de responsabilidad civil despegaran un 60%. Las reclamaciones presentadas por los propios empleados de las compañías también crecieron, y se mantienen las presentadas por las juntas de accionistas, que suponen el 40% del total de las reclamaciones recibidas por los consejeros y directivos asegurados.

Mercado aún con capacidad

En el mercado español de D&O operan 28 compañías aseguradoras, con una capacidad general de 470 millones de euros, pero que Marsh estima que podría alcanzar los 550 millones de euros, por lo que aún cuenta con potencial de crecimiento en este segmento de los seguros de RC.

Pero el mercado no está exento de riesgos. “En los últimos cuatro años, el incremento acumulado de la siniestralidad se cifra en el 110%, lo que da una idea del impacto que ha tenido la crisis en el seguro de D&O”, apunta Elguero. Este aumento de la siniestralidad empujó a las compañías a subir las primas en las renovaciones al 18,5% de las cuentas, especialmente a las entidades del sector financiero (el 40% de ellas pagaron más por su seguro). Pese a estas penalizaciones, el 24,7% de los clientes de seguros de D&O vieron reducidas sus primas como respuesta de los aseguradores a la intensa competencia en el sector.

Puedes consultar el informe completo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.