Las corredurías gallegas se enfrentan a la tercera ola de la pandemia

Agacose. Noticias de seguros

Después de enfrentarse a las dos primeras olas de la pandemia, las corredurías gallegas han tenido que aprender a combatir la crisis económica y social en la que se ha visto envuelta la sociedad. Ha habido sectores muy afectados que se han visto obligados a cerrar, nuevos protocolos que adquirir y planes de trabajo a los que sumarse. Todo ello ha generado una gran depresión económica y social derivada de una gran crisis sanitaria, explica Agacose.

Pero los corredores han podido paliar sus efectos gracias a las medidas que han ido tomando a lo largo de este año. En primer lugar, se debe tener en cuenta los cambios en la forma de comunicarse con los clientes; ya que la mayoría de ellas han cerrado sus dependencias al público, pero continúan prestando servicio a los clientes de manera rápida y directa gracias a las diferentes herramientas tecnológicas, como los chats de las webs.

La recuperación de las corredurías gallegas.

Aun así, algunos de los socios de Agacose han abierto ya sus oficinas esperando recuperar ese trato directo y humano que se había perdido estos meses- siempre llevando a cabo las medidas de seguridad pertinentes-. Actualmente, gran parte del trabajo está destinado a resolver dudas a los clientes sobre las exclusiones de las pólizas, coberturas y suspensiones por inactividad, además de que durante el año pasado ya hubo un incremento en la devolución de recibos.

En segundo lugar, las corredurías gallegas han perdido parte de su negocio debido al cierre de pymes que no han podido soportar los confinamientos y cierres que se han impuesto desde los gobiernos para hacer frente a la pandemia.

Particulares, afectados por el IPS

Pero no solo esta bajada de actividad se debe al cierre de empresas, sino que también se han visto afectados los particulares debido a la subida del IPS, que ha incrementado las cuotas de las pólizas en un 2%, una medida que afectará al 95% de las familias gallegas. Esto, sumado al aumento de la tasa de paro, provoca que muchos particulares no puedan hacer frente a la renovación de sus seguros, lo que provoca en los corredores una disminución de sus carteras.

Esta es la consecuencia de la desaceleración económica que se está viviendo en Galicia (bajada del PIB gallego de un 10,4%), los gallegos tienen ahora menos liquidez. Para paliar esta situación, la Xunta de Galicia ha proporcionado ayudas para pymes y autónomos para enfrentar la situación de la Covid-19 digitalizando sus empresas. Corredurías y brokers que lo han necesitado, han podido acceder a este amparo.

Impacto en el seguro gallego

Respecto a los ramos de seguros en el sector gallego el mayor impacto lo ha recibido vida, así como el de salud que se ha visto incrementado hasta en un 3%. Por su parte, según Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, los seguros de auto han bajado un 2%, hasta algo más de 11.000 millones de euros.

En conclusión, la crisis de la Covid-19 está siendo una situación muy complicada para las corredurías gallegos, que se han visto obligadas a adaptarse sin siquiera saber si esto sería suficiente para recuperarse.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.