Las falsificaciones hacen que se pierdan 45.300 millones de euros en el sector de los teléfonos inteligentes

En el 2015 las empresas del ramo dejaron de vender 184 millones de smartphones por este motivo

Según un informe elaborado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo), en colaboración con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), en 2015 se vendieron 1.300 millones de teléfonos inteligentes en todo el mundo.

Esto significa que aproximadamente uno de cada seis habitantes del planeta compró uno de estos dispositivos, a un precio medio de 275 euros. En la esfera europea, uno de cada tres ciudadanos de la UE compró un terminal, lo que equivale a 150 millones de unidades vendidas.

En este contexto, el informe -centrado en el impacto de las falsificaciones en el sector de los teléfonos inteligentes- señala que, debido a presencia de dispositivos falsificados, las empresas legítimas dejaron de vender 184 millones de dispositivos. Esto supuso unas pérdidas de 45.300 millones de euros, equivalentes al 12,9 % de las ventas legítimas de este sector.

A nivel europeo se calcula que el número de dispositivos no vendidos en la Unión Europea ascendió a 14 millones de unidades, lo que para las empresas legítimas conllevó unas pérdidas que alcanzaron los 4.200 millones de euros, el equivalente al 8,3 % de las ventas del sector.

Los datos disponibles para otras regiones reflejan que las falsificaciones causaron la pérdida del 21,3 % de las ventas en África, el 19,6 % en América Latina, el 17,4 % en los países árabes, el 15,6 % en China, el 11,8 % en la región de Asia y el Pacífico y el 7,6 % en Norteamérica. China representa una tercera parte de las pérdidas de beneficios totales en el sector de los teléfonos inteligentes.

Antonio Campinos, director ejecutivo de Euipo, afirma que “a partir de la elaboración de nuestros informes y análisis, la oficina está componiendo una imagen de los efectos de la falsificación y la piratería en los sectores económicos clave. Este es el primer informe de una serie que analiza el impacto de las falsificaciones tanto dentro como fuera de la UE. Las cifras que ofrece pueden actuar como un mensaje impactante para los responsables políticos y para todos los que trabajan para combatir la falsificación en todo el mundo”.

Por su parte Brahima Sanou, director de la oficina de desarrollo de la UIT, declara que “Las falsificaciones afectan a la seguridad, a la salud y la privacidad de los consumidores, así como al crecimiento económico. Me complace observar que nuestra colaboración con la Euipo contribuye a aumentar la concienciación sobre las consecuencias sociales y económicas de los teléfonos inteligentes falsificados. Es nuestra responsabilidad adoptar medidas para proteger a los consumidores”.

El informe, presentado ayer, es el undécimo de una serie de estudios publicados por la Euipo a través del Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual sobre las consecuencias económicas de la falsificación en los sectores industriales de la UE. Es el primer estudio de la serie con alcance mundial.

En los informes anteriores, se abordaron los sectores de los pesticidas, la industria farmacéutica, las bebidas alcohólicas y el vino, la discografía, los bolsos de mano y maletas, la joyería y relojes, los juguetes y juegos, los artículos deportivos, la confección, el calzado y los accesorios y la cosmética y el cuidado personal.

En Italia, se calcula que las pérdidas en ventas de teléfonos inteligentes debido a las falsificaciones ascendieron a 885 millones de euros en 2015, un 15,4% de las ventas totales del sector. En el Reino Unido, fueron de 660 millones de euros (5,7%), mientras que en Alemania se estiman en 564 millones de euros (5,7%), en España en 386 (10%) y en Francia en 380 (8%).

Tagged , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.