Las rebajas también llegan a la fiscalidad del ahorro

Lee el reportaje completo y más contenidos interesantes en el número de enero de Seguros elEconomista

REVISTA ENERO 16 PORTADAEl 1 de enero entró en vigor la nueva rebaja fiscal aprobada por el Gobierno ¿Cómo afecta la nueva tributación a las herramientas de ahorro más contratadas? Una de las últimas medidas aprobadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy antes de la celebración de las elecciones generales el pasado 20 de diciembre fue una rebaja fiscal adicional que afectaba tanto al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como al impuesto que grava los rendimientos de las inversiones económicas, más conocido como el impuesto sobre el ahorro.

Esta nueva rebaja fiscal puede suponer un impulso a la contratación de diferentes instrumentos de ahorro tanto a corto como a medio plazo, ya que ayuda a los ahorradores a obtener más rendimiento de su inversión en un entorno de tipos de interés tan bajos como el actual, y del que los expertos no auguran salir aún en unos cuantos meses.

En este sentido, la escasa rentabilidad que ofrece la inversión en depósitos, cuentas remuneradas u otros instrumentos como los Planes de ahorro % (SIALP) y determinados seguros de ahorro puede verse compensada por un menor gravamen de los beneficios.

¿Qué ha cambiado?

Desde el pasado 1 de enero, el tipo impositivo del ahorro se ha reducido medio punto porcentual. De esta manera, todos los beneficios que se hagan efectivos desde esa fecha tributarán en función de estos tres tramos: para los beneficios que vayan hasta los 6.000 euros, el tipo aplicable es del 19 por ciento, frente al 19,5 por ciento anterior.

¡Lee más en el número de enero de Seguros elEconomista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.