Menos siniestros marítimos pero la situación no va viento en popa

Siniestros marítimos en descenso, aunque el riesgo se mantiene alto

Los siniestros marítimos están actualmente a su menor nivel. Según el informe Safety & Shipping Review 2019 de Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), se han reducido un 50% en el último siglo.

En 2018, se comunicaron 46 siniestros totales de buques en todo el mundo, frente a los 98 comunicados en los doce meses anteriores. Se trata de una reducción motivada por el importante descenso de la actividad en el sudeste asiático y la reducción de los siniestros por causas meteorológica.

Aunque las cifras son alentadoras, el número total de siniestros marítimos comunicados (2.698 en 2018) apenas ha variado. Los daños en las máquinas son la principal causa —más de la tercera parte de los más de 26.000 incidentes registrados durante la última década—, seguida de las colisiones

“En el actual mínimo histórico de siniestros totales han influido, sin duda, las circunstancias favorables registradas en 2018, pero esta cifra pone también de manifiesto la culminación de la mejora a largo plazo de la seguridad emprendida por el sector naviero mundial”, afirma Baptiste Ossena, director global de Producto de Responsabilidad de Casco y Marítima, en AGCS. “Un mejor diseño de los buques, la tecnología, una regulación más estricta y la mayor solidez de los sistemas de gestión de seguridad también han contribuido a evitar que averías e incidentes se conviertan en grandes siniestros”.

“Sin embargo, la ausencia de un descenso generalizado, la intensificación de los riesgos políticos, el cumplimiento con las normas sobre emisiones en 2020 y el creciente número de incendios registrados a bordo presentan nuevos retos para el sector”, concluye.

Peores zonas de accidentes y causas más frecuentes de siniestros

La región marítima del sur de China, Indochina, Indonesia y Filipinas continúa siendo la principal zona de siniestros. En 2018 uno de cada cuatro siniestros se produjo ahí. La zona del Mediterráneo oriental y del mar Negro es el segundo punto con más siniestros marítimos graves, seguido de las islas británicas.

Pese a los indicios de mejora, Asia continúa siendo una zona de riesgo para el seguro marítimo por el elevado nivel de comercio, la enorme actividad de las rutas y la edad de las flotas. Sin embargo, nuevas infraestructuras, mejor gestión portuaria y herramientas de navegación más modernas ayudarán a solventar estos desafíos.

Los incendios siguen siendo causa de grandes pérdidas a bordo y se mantiene la tendencia al alza en el número de incidentes comunicados. Esta tendencia prosigue en 2019, con varios incidentes recientes en buques portacontenedores y tres importantes incidentes en buques que transportaban coches. Se estima que detrás de diversos incendios en el mar están los errores en el manifiesto de carga, incluido el etiquetado/empaquetado inadecuado de mercancías peligrosas.

El cumplimiento de la normativa de emisiones comporta desafíos

La normativa que limita las emisiones de óxido de azufre a partir de enero de 2020 puede suponer un cambio radical para el sector naviero, con amplias implicaciones en materia de costes, cumplimiento y tripulación.

Los principales puertos del mundo están considerando incluso el despliegue de los llamados “drones rastreadores” para identificar a los infractores de la normativa medioambiental.

“Es fundamental que el sector naviero desempeñe su papel para una mayor sostenibilidad medioambiental. No obstante, y a pesar de la proximidad de la fecha límite, se mantiene la ausencia de normas internacionales y de preocupación acerca de la disponibilidad y compatibilidad de los combustibles con bajo contenido en azufre”, explica el capitán Rahul Khanna, director global de Consultoría sobre Riesgos Marítimos, en AGCS.

La evolución de las amenazas para la seguridad supone un reto

El riesgo político se ha intensificado por todo el mundo. Los conflictos, las disputas territoriales, los ataques cibernéticos, las sanciones, la piratería y el sabotaje constituyen una creciente amenaza para la seguridad naviera, el comercio y las cadenas de suministro.

El creciente número de migrantes en el mar y el aumento en el número de polizones en buques comerciales tienen también importantes consecuencias para los armadores, y dan lugar a retrasos, desvíos y a presión sobre las tripulaciones. En 2018, los incidentes de piratería superaron la barrera de los 200- Nigeria es ahora la principal zona de riesgo.

El informe Safety and Shipping Review de AGCS identifica otros riesgos, entre los cuales figuran los siguientes:

  • Número creciente de incidentes en grandes buques. La capacidad de transporte de contenedores prácticamente se ha duplicado en una década; en el peor escenario de pérdidas, el coste futuro podría ascender a cuatro mil millones de dólares.
  • Confianza en la tecnología. La aplicación de tecnología de mejora de seguridad en el sector marítimo ha tenido un impacto positivo sobre la seguridad y las indemnizaciones. No obstante, siguen produciéndose accidentes por la dependencia excesiva de la tecnología.
  • La navegación autónoma. Siguen siendo necesarios avances, pero la tecnología no puede ser la panacea si no se aborda primero la causa raíz de los incidentes y los siniestros.
  • Todos al agua. En 2018, los buques con mayor propensión a verse envueltos en accidente han sido tres ferris de las islas griegas, implicados en ocho incidentes distintos.

AGCS ofrece seguro marítimo y transporte frente a todo tipo de riesgo marítimo, desde buques y fletes singulares hasta las flotas más complejas y multinacionales de logística. El Ramo de Seguro Marítimo representó en 2018 el 11% de las primas totales (8.200 millones de euros) de AGCS.

También te puede interesar:

Tagged , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.