Otras formas de viajar seguro en la era digital

viajar

Descubre más contenidos interesantes en la edición de julio de elEconomistaSeguros

El seguro de viaje amplía sus modalidades para adaptarse a las nuevas formas de viajar, incluyendo la economía colaborativa y fórmulas como los apartamentos vacacionales o el intercambio de vivienda. Ya no hay excusa para viajar desprotegido.

Un texto de Virginia M. Zamarreño

Con la llegada del verano, confiéselo, cada vez es más difícil concentrarse en el trabajo y más fácil descubrirse soñando despierto con el lugar elegido para pasar unos días de descanso en vacaciones. Sea cual sea el destino elegido, es importante contar con la protección de un buen seguro de viaje que impida que los esperados días de descanso se conviertan en una pesadilla.

Según la última edición del Barómetro de vacaciones de verano Europ Assistance Ipsos, el 63 por ciento de los europeos se irán de vacaciones este verano, una cifra similar a la de un año antes. En España se tomará unos días de descanso fuera de su vivienda habitual el 60 por ciento de los encuestados, que contarán con un presupuesto medio de 1.798 euros, un 8 por ciento más que un año antes.

El 49% viajará al extranjero

De acuerdo con el estudio, el 51 por ciento de los viajeros españoles se quedará dentro del país, pero el 49 por ciento restante planea visitar algún país extranjero. Y si en todos los casos es recomendable contar con un buen seguro de viaje, cuando se viaja al extranjero se convierte casi en una necesidad, aunque no cala entre los viajeros.

El año pasado se registraron 197,3 millones de viajes, un 2 por ciento más, y una décima parte de estos desplazamientos fueron al extranjero. Pero solo el 25 por ciento de los viajeros españoles que visitan el extranjero lo hacen con un seguro de viaje, de acuerdo con un estudio de IATI Seguros.

Sobre este aspecto, Alfonso Calzado, director de la compañía, señala que “la ciudadanía tiene la percepción de que los seguros son caros, pero únicamente suponen u costo añadido de entre un dos y un cuatro por ciento del precio total de un viaje”. Para el director de IATI Seguros, “tiene mucho sentido viajar con esa seguridad, sobre todo porque cuando surgen contratiempos es importante poder ser asistido en las mejores condiciones sin preocuparse por el dinero”.

La importancia de viajar seguro

Y es que, en algunos casos, viajar sin seguro puede salir muy caro. De acuerdo con datos de Unespa, el rescate en caso de accidente o la atención sanitaria urgente pueden llegar a tener un coste de 70.000 euros en países como Estados Unidos o Canadá. Estos datos los hizo púbicos Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, la patronal del sector asegurador en la presentación de #ViajaSeguro, la campaña con la que el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación quiere concienciar a los viajeros españoles de los riesgos que supone viajar a otros países y culturas sin la información y la protección adecuada.

En 2018, los consulados españoles gestionaron 24.081 emergencias, entre ellas, 5.175 robos de documentación, 1.619 detenciones en frontera, 977 detenciones en el país de destino, 595 accidentes y enfermedades graves, 251 desapariciones y 450 fallecimientos.

Para evitar que estos percances acaben en un disgusto, entre otras medidas, Exteriores recomienda a los viajeros “contratar un seguro de viaje lo más amplio y completo posible para atender los percances que puedan ocurrir, como problemas de salud, accidentes, asistencia jurídica, cancelación, anulación, robo o extravío de equipaje”.

Otras formas de viajar

La generación millennial –los menores de 35 años- ha cambiado de forma radical la manera en la que viaja tanto dentro como fuera de su país. La economía compartida y los nuevos modelos tecnológicos influyen en estos viajeros a la hora de elegir destino y planificar sus escapadas.

De acuerdo con el barómetro de Europ Assistance, los millennials se definen como “buscadores de las mejores ofertas antes de reservar” y son bastante propensos a planificar cada detalle del viaje. A la hora de elegir alojamiento, los más jóvenes tienen en cuenta su ubicación, las opiniones de otros viajeros y las promociones. Y son menos reacios a nuevas modalidades como el intercambio de vivienda o apostar por los alojamientos vacacionales alejados del circuito hotelero, como los apartamentos turísticos ofertados por plataformas como Airbnb.

Otras formas de asegurar el viaje

Elegir otra forma de viajar no implica necesariamente tener que hacerlo desprotegido. El sector asegurador ha ido adaptándose a las necesidades de la sociedad, buscando alternativas de protección para los nuevos modos de viajar y alojarse.

¡Continúa leyendo en elEconomistaSeguros!

También te puede interesar:

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.