Pelayo cardioprotege sus oficinas de Madrid junto a B+Safe

El uso de un desfibrilador aumenta hasta el 90% las posibilidades de sobrevivir a un paro cardiaco en los 5 primeros minutos

Pelayo desfibriladorPelayo confía en B+Safe para cardioproteger dos de los edificios de oficinas que tiene en Madrid con la instalación de tres DOC (Desfibrilador Operacional Conectado) y la formación de 24 personas de su plantilla que han realizado el curso de resucitación cardiopulmonar, soporte vital básico y uso del DOC que B+Safe proporciona.

Con esta iniciativa, Pelayo protege la salud de los 600 empleados que trabajan en las oficinas centrales y a sus visitas.

María José Esteban, directora de Capital Humano de Pelayo, explica que “la promoción de la salud en nuestra empresa es un objetivo primordial; por eso hemos puesto en marcha el Programa Pelayo Salud que, entre otras, tiene la finalidad de mejorar la salud cardiovascular de nuestros empleados. En este sentido, la creación de espacios cardioprotegidos nos parecía una medida imprescindible y complementaria a las campañas de concienciación sobre los diferentes factores de riesgo cardiovascular y la importancia de una dieta cardiosaludable en las que estamos trabajando”.

Según Nuño Azcona, director general de B+ Safe, “empezamos a detectar mucho interés en las grandes empresas por incorporar la cardioprotección en sus entornos de trabajo. Aunque es cierto que en España aún queda mucho recorrido para alcanzar los niveles europeos, las corporaciones nacionales e internacionales que operan en nuestro país creen firmemente en la importancia de salvar vidas ante una parada cardiaca y por ello, el incremento de centros de trabajo cardioprotegidos es hoy en día una realidad en alza. Pelayo es una compañía altamente sensible a la hora de buscar el bienestar de sus empleados y esta es una iniciativa más que se suma a sus planes de mejora orientados a conseguir un entorno de trabajo perfecto”.

Salvar vidas en caso de infarto

El masaje cardiaco y el uso del desfibrilador pueden evitar en la mayoría de los casos el fallecimiento por parada cardiaca, aumentando el uso de esta tecnología hasta el 90% las posibilidades de sobrevivir a un paro cardiaco si se actúa en los 5 primeros minutos.

B+Safe es propietaria de la patente del DOC, que añade al desfibrilador una tarjeta SIM y un módulo con GPRS que proporcionan tele-asistencia, telecontrol y geolocalización las 24h los 365 días del año, garantizando en todo momento su buen funcionamiento y máxima eficacia. Con el DOC los usuarios hablan con un especialista en emergencias que les dará las primeras pautas para actuar, al tiempo que se encargará de avisar inmediatamente a los servicios de emergencia dándoles las coordenadas GPS para localizar lo antes posible al accidentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.