Renfe amplió en su último contrato la indemnización por fallecimiento del SOV hasta 60.000 euros



El programa de seguros de Renfe Operadora, licitado hace un año, incluye la ampliación de las indemnizaciones para el Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV), según publica esta misma mañana el BDS de Inese.

El pliego de condiciones establece que las indemnizaciones del SOV “se verán incrementadas en un 66,39% para los casos de fallecimiento y la primera categoría de lesiones corporales, siendo un 25% para el resto de las categorías”. Así, la indemnización por fallecimiento queda en 60.000 euros y las lesiones de primera categoría, en 70.000 euros. El resto de lesionados, hasta 13 categorías más, obtendrán compensaciones que van de los 37.563,26 euros a los 1.502,53 euros, en función de su gravedad.

A pesar de que aún es muy pronto para conocer cuál será el coste del siniestro para el sector, expertos de la City londinense estiman que el descarrilamiento del Alvia Madrid-Ferrol en Santiago de Compostela supondrá un coste de 250 millones de euros aproximadamente para el sector. Al SOV y de RC de Renfe se deben sumar las indemnizaciones de los seguros particulares de los afectados por el accidente.

Las nuevas especificaciones técnicas del seguro amplían el límite temporal de la prestación de asistencia sanitaria a un máximo de 180 días naturales, a computar desde la fecha del accidente. Una vez superado ese plazo, la aseguradora asumirá el coste del tratamiento sanitario, “si bien su responsabilidad queda limitada a un máximo de 1.000 euros por asegurado”. Asimismo, en la propuesta de Renfe-Operadora también se fija que, en caso de internamiento hospitalario, la aseguradora “se hará cargo de los gastos de desplazamiento, alojamiento, y manutención de un máximo de dos familiares, hasta un límite máximo de 180 euros diarios y 1.800 euros por accidentado”.

Otras mejoras

Según recoge el BDS, la mejora de las condiciones también incluye las coberturas en supuestos de transporte y repatriación de accidentados. En el caso de los lesionados, si tras producirse el alta hospitalaria “no pudiera regresar a su domicilio utilizando medios de transporte público por impedirlo su estado de salud”, la entidad se encargaría de organizar dicho transporte para el accidentado y sus familiares (un máximo de dos) “utilizando los medios adecuados en relación con su estado físico”. Respecto a los fallecidos, la compañía “organizará y gestionará la prestación del servicio de traslado o repatriación del fallecido, desde el lugar del hecho hasta el municipio de inhumación”; además, asumirá la prestación del servicio de sepelio, o el pago de tales gastos, hasta un máximo de 3.000 euros por asegurado.

En el pliego se especifica que la aseguradora asumirá a los gastos de todo tipo que se vea obligada a realizar para atender su propia defensa procesal en cualquier reclamación judicial que reciba en relación con la póliza, incluso cuando se trate de reclamaciones infundadas, temerarias o que estén relacionadas con el rechazo de un siniestro por parte del tomador del seguro.

El programa de aseguramiento de Renfe-Operadora, sacado a concurso hace un año, se dividía en cinco lotes, aunque sólo se adjudicaron tres, recuerda la publicación diaria de Inese. El primero incluía el SOV, y se lo adjudicó Allianz; el segundo, que se adjudicó QBE, cubre la RC general, y fijaba franquicias que, según los casos, se situaban entre el millón de euros y los cuatro millones; el tercero, que quedó en manos de Allianz Global & Specialty, cubre la RC Medioambiental y la RC Extracontractual por contaminación.

El sector se vuelva con las víctimas

Además de poner en marcha protocolos de actuación para atender a las víctimas del accidente y sus familiares, el sector asegurador ha mostrado su apoyo y condolencias a las víctimas del siniestro.

Willis, bróker de QBE, mostró el pasado viernes su pesar por este accidente. “Desde Willis, queremos expresar nuestras profundas condolencias a los familiares y allegados de las víctimas causadas por el trágico accidente de tren, acaecido cercano a Santiago de Compostela el pasado 24 de julio. También manifestamos nuestro apoyo y solidaridad con todos los heridos y damnificados, a quienes deseamos una pronta recuperación”, afirma el bróker.

También a través de un comunicado, Fundación Inade, Instituto Atlántico del Seguro, expresó “su más profundo cariño y solidaridad con los heridos y familiares y amigos de las víctimas del accidente ferroviario ocurrido en Santiago de Compostela el pasado 24 de julio”. Asimismo, manifestó “su reconocimiento a las personas voluntarias y profesionales que han ayudado en estos momentos tan difíciles para Galicia”.

Por su parte, el Colegio de Mediadores de Seguros de Madrid transmitió su total solidaridad con las víctimas y familiares de los afectados por el accidente ferroviario y lamenta profundamente la pérdida de vidas y ofrece todo su apoyo a los afectados en el siniestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.