¿Sabías que Los Beatles fueron pioneros también en seguros?

Descubre éste y otros contenidos interesantes en la edición de febrero de la revista Seguros elEconomista

Un texto de Diego Fernández Torrealba

04 foto video polizas vida BeatlesLa banda británica revolucionó la música, la sociedad y la moda de toda una generación, y también marcó la pauta de una gestión económica y de sus riesgos cautelosa y bien asesorada.

Cuando hablamos de los Beatles hablamos posiblemente de la banda más influyente de todos los tiempos, del grupo que marcó una época, que abanderó una generación y que generó tendencia no sólo en el aspecto musical, sino mucho más allá de él. La ‘ultraconocida’ formación de pop rock británica fue pionera en muchos aspectos, un referente mucho más allá de la música. Un modelo de marketing, un modelo social… y hasta un modelo de gestión económica.

Hoy en día, Paul McCartney es el músico más rico del Viejo Continente, con una fortuna que ronda el billón y medio de dólares. Y no es por casualidad. Tanto él como los componentes de su banda acertaron al cubrirse muy bien las espaldas en los tiempos de bonanza, sabiendo asesorarse y confiar (en líneas generales) en las personas adecuadas; invirtiendo con acierto las cifras descomunales de dinero ingresadas; encontrando las vías -no sólo mediante la gran calidad de su música sino a través del marketing- para generar ingresos estratosféricos; y, como buenos británicos, demostrando la tradición aseguradora de su nación y teniendo el acierto de contratar seguros de vida que hoy se guardan como una reliquia más entre sus millones de fans.

Las pólizas originales de los seguros de vida firmados por la banda británica se conservan en la sede del Lloyd’s of London como verdaderas joyas de la colección que atesora la compañía.

Los Beatles fueron unos pioneros en todo, también en materia aseguradora y económica. Y lo demostraron en sus canciones. Curiosamente no en la que más nos podría dar pie a pensarlo, Take out some insurance on me, baby -que habla de amor-, pero sí en otras muchas como Tax Man -una crítica a la feroz política de impuestos en su país, que ellos sufrieron más que nadie-, Money (That´s what I want) -donde resaltaban la importancia del mismo en la vida-, Baby you´re a rich man -en la que aconsejaban invertir bien el dinero antes que guardarlo en casa- o You never give me your money, que habla sobre el gasto y los negocios.

Hasta tal punto los Beatles eran previsores que en When I’m 64 -escrita por Paul Mc Carthney cuando sólo tenía 16 añitos- se preocupaban por el futuro de su generación, por la manera de ahorrar dinero durante el resto de su vida, las pensiones o las ventajas de la seguridad social. Asombroso.

Curiosamente, los Beatles realizaron varias profecías con respecto a las ventajas de inversión aplazada por impuesto (tax-deferred investing) y también se dieron cuenta de que una buena politica de seguros de vida podría ser positiva cuando vinieran las vacas flacas.

El grupo británico, pese a sus errores -pagó, como es lógico, su ingenuidad en el arranque de su carrera musical-, tuvo muchos aciertos en materia de gestión económica: eliminar lo antes posible sus deudas iniciales, contratar a un administrador (Brian Eipstein), firmar un seguro de vida y realizar un plan asegurador a largo plazo, cuidar como nadie hasta entonces el marketing… Aciertos que han obrado que hoy en día tanto ellos como sus herederos disfruten, medio siglo después de su boom, de una inmensa fortuna. Su gran gestión económica ha provocado que incluso se hayan escrito libros que les ponen de ejemplo (como es el caso de Come together: the company wisdom of the Beatles) para compañías, emprendedores y empresarios.

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.