Sanitas compra el 50% del Hospital Universitario de Torrejón y el 40% que todavía no controlaba en el Hospital de Manises por 78 millones de euros



Sanitas anunció la semana pasada que ha adquirido los paquetes accionariales de Ribera Salud en el Hospital de Torrejón (50%), en la Comunidad de Madrid, y el Hospital de Manises (40%), en Valencia. En Torrejón gestionará el hospital completo, lo cual incluye los servicios médicos, también conocidos como “la bata blanca”, señala la compañía en un comunicado.

Al mismo tiempo, Sanitas ha comprado el 40% del accionariado, que todavía no controlaba, de la empresa gestora del Departamento de Salud de Manises y alcanza el 100%. La operación está sujeta a las autorizaciones administrativas correspondientes.

La adquisición ha supuesto una inversión de 77,6 millones de euros, y Sanitas tiene previsto destinar en los próximos años 131 millones adicionales, de acuerdo con los compromisos adquiridos por la sociedad Torrejón Salud S.A.

El Hospital Universitario de Torrejón se inauguró en septiembre de 2011 y cuenta con casi 700 empleados. El centro da servicio a más de 136.000 madrileños y  cuenta con 250 camas, 10 quirófanos, 16 puestos de diálisis y 6 paritorios. Además, la concesión incluye un centro de especialidades, que se ha abierto a principios de julio de este año. La concesión administrativa es por 30 años, desde 2009, cuando se adjudicó el contrato.

Tres años de gestión en el Departamento de Salud de Manises

El Hospital Universitario de Torrejón se convierte en el primer proyecto de colaboración público-privada de Sanitas en la Comunidad de Madrid y en el segundo a nivel nacional, ya que Sanitas gestiona para la Generalitat Valenciana el Departamento de Salud de Manises desde 2009, que incluye la atención sanitaria a 195.000 habitantes a través del Hospital de Manises, los 22 centros de atención primaria y especializada del área y un hospital de larga estancia (HACLE de Mislata).

La operación responde al interés de Sanitas por la colaboración público-privada, que considera un modelo de futuro que ofrece beneficios para todas las partes: para la Administración, porque se introduce eficiencia en la gestión y para los ciudadanos, porque acceden a servicios de alta calidad y con elevados índices de satisfacción. Conforme a estos modelos, la titularidad, la propiedad y el control siguen siendo públicos, mientras que se confía la gestión a la entidad privada. Además, con este modelo de colaboración la definición de los servicios y el control de calidad siguen en manos de las Administraciones Públicas.

Iñaki Ereño, consejero delegado de Sanitas, asegura que “el ejemplo de Manises ha demostrado que la colaboración público-privada puede ser rentable para todas partes. Hemos conseguido reducir los costes manteniendo la calidad y del servicio y las encuestas de satisfacción nos avalan. El Hospital de Torrejón nos da la oportunidad de colaborar con la Comunidad de Madrid, como ya lo hacemos con la Generalitat Valenciana, y esperamos poder hacerlo, en el futuro, con otras Administraciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.