Futuro incierto: el Servicio de Estudios de Mapfre no augura buenas perspectivas económicas



El Servicio de Estudios de Mapfre no augura buenas perspectivas económicas

La desaceleración de la economía global ha obligado al Servicio de Estudios de Mapfre a revisar a la baja las perspectivas económicas de crecimiento en 2019. Es la principal conclusión de la actualización trimestral del Informe “Panorama económico y sectorial 2019.

La Eurozona sigue perdiendo dinamismo económico

Tres son los factores que explican este agravamiento de la desaceleración económica:

  • La pérdida de dinamismo económico en la Eurozona y el escaso espacio para políticas públicas de estímulo.
  • El crecimiento de la economía de China se resintió por las medidas de normalización económica y financiera activadas en 2018.
  • La dialéctica proteccionista entre los Estados Unidos y el mundo (especialmente, pero no exclusivamente, con China) terminaron por afectar no solo al comercio sino a la inversión a escala global.

España mantiene su crecimiento previsto este año (2,3%), pero crecerá dos décimas menos (1,9%) en 2020

El Servicio de Estudios reduce en cinco décimas la previsión de crecimiento para la eurozona en 2019, hasta el 1,2. Destaca especialmente el caso de Alemania, que crecerá un punto menos este año (0,7%) e Italia, que ha entrado en recesión.

Las previsiones para España mantienen un crecimiento de la economía en 2019 del 2,3% (lo que le permitirá doblar el crecimiento de la zona euro), y una reducción de dos décimas en el crecimiento previsto para 2020 —1,9% frente al 2,1% estimado a finales de año—.

El informe resalta que el crecimiento sigue “fuertemente basado en la demanda doméstica, especialmente en el consumo, y será apoyado por la creación de empleo, la aceleración de la renta salarial, los efectos de la ampliación del déficit primario con las transferencias pre electorales dispuestas en 2019 y por el continuado recurso al crédito; aunque estas son fuerzas que se agotarán en el medio plazo”.

Crece el endeudamiento mundial

Otra de las señales de alarma que traslada el informe tiene que ver con la progresiva elevación de los niveles de endeudamiento públicos y privados. Hecho que afecta conjuntamente pero de manera desigual a las economías desarrolladas y a las emergentes.

Este riesgo, según el Servicio de Estudios, toma tres formas:

  • La abultada deuda soberana de las economías desarrolladas y de las emergentes de menor tamaño.
  • El apalancamiento corporativo emergente, especialmente en dólares, en un contexto de ciclo de materias primas a la baja y escaso ingresos para la autofinanciación de las empresas.
  • La emergencia de la “deuda estructurada corporativa”, que  se ubica fuera del sector bancario (en el llamado shadow banking).

Sector asegurador

En el caso de la industria de seguros, la ralentización económica prevista se trasladará al crecimiento de las primas de seguros mundiales, especialmente en los segmentos de No Vida y Vida riesgo.

Las expectativas de desaceleración y de baja inflación han llevado al Banco Central Europeo a un discurso acomodaticio en sus declaraciones de política monetaria. No se espera la primera subida de tipos de interés hasta 2020 y el BCE no ha tomado de momento ninguna decisión respecto a la normalización de los tipos de depósito, situados aún en terreno negativo. Este entorno de bajos tipos de interés continuará perjudicando el desarrollo de los segmentos de Vida ahorro y rentas vitalicias r.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.