Voluntarios de Pelayo llevan al circo a jóvenes con necesidades especiales



En colaboración con la Fundación Juan XXIII, la Fundación Deporte y Desafío y la Asociación Talismán

Por quinto año consecutivo y gracias a los empleados voluntarios de Grupo Pelayo y sus familiares, se ha podido acompañar al circo a cerca de 100 jóvenes con necesidades especiales de la Fundación Juan XXIII,  la Fundación Deporte y Desafío y la Asociación Talismán.

Fundación Pelayo quiso acercar un año más la magia del circo a los jóvenes con discapacidad de estas asociaciones y todo ello fue posible gracias a la generosidad y solidaridad del grupo de empleados y familiares voluntarios, que cada año va creciendo y haciendo posible que esta iniciativa sea todo un éxito y que estos jóvenes pasen una jornada rodeada de trapecistas y payasos, explica la compañía en un comunicado.

El Gran Circo Mundial fue el escenario elegido, en el que se dieron cita cerca de 100 jóvenes con necesidades especiales y 30 voluntarios, para acercar a estos chicos a un mundo de magia y diversión, facilitando su integración social y mejorando su calidad de vida.

Esta acción se enmarca dentro de las acciones de voluntariado que la Fundación ofrece a sus empleados y su compromiso con el colectivo de personas con discapacidad con el que está muy sensibilizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.