Crecimiento de India: ventajas con cautela según Crédito y Caución

Crédito y Caución espera un robusto crecimiento de India

Crédito y Caución prevé que India registre altas tasas de crecimiento económico anual entre 2019 y 2020 —cerca del 7%— gracias a la fuerte demanda interna. También el comercio exterior contribuirá positivamente a la expansión del PIB, debido a las políticas fiscales para frenar las importaciones y la debilidad de la rupia.

Política comercial estadounidense

Hasta la fecha, las fricciones comerciales con Estados Unidos han tenido un impacto limitado en India. Sin embargo, la administración norteamericana ha anunciado su intención de poner fin al trato preferente de aranceles que otorgaba a esta economía asiática Esto podría impactar especialmente en las empresas indias de sectores como gemas, textiles, alimentos procesados e ingeniería.

En los primeros nueve meses de 2018, la tasa de cambio de la rupia se vio presionada debido al ajuste de la política monetaria de Estados Unidos, el aumento de la aversión al riesgo de los mercados emergentes y las preocupaciones sobre el sector financiero indio. “Las salidas de capital y la volatilidad de la moneda podrían persistir en 2019, pero la economía robusta, relativamente cerrada, la inflación contenida, los sólidos ratios de reserva y la deuda externa manejable están frenando las consecuencias negativas de una rupia débil en la economía”.

La deuda corporativa, un riesgo para la economía india

En otoño de 2018, una de las grandes empresas indias de infraestructuras y construcción incumplió sus compromisos financieros. El suceso provocó una creciente preocupación por la situación del sector financiero indio y los niveles de endeudamiento empresarial. El informe de Crédito y Caución advierte de que “por el momento, la elevada deuda corporativa se mantiene como un riesgo para la economía india y no se puede descartar un incremento del deterioro de los balances empresariales y los bancos públicos”.

A pesar de las buenas perspectivas de crecimiento, la aseguradora de crédito recuerda que India mantiene algunas deficiencias estructurales significativas: un sector agrícola subdesarrollado, infraestructuras deficientes, leyes laborales inflexibles, burocracia excesiva y escasez de mano de obra cualificada. El país goza de una buena situación de liquidez y buen acceso a los mercados de capital, lo que hace que su economía sea más resistente a los shocks externos que otros emergentes.

Aunque los ingresos públicos han aumentado, sostenidos por el robusto crecimiento, la consolidación fiscal se está desacelerando debido a un mayor gasto en subsidios, asistencia social y mejoras de la infraestructura eléctrica. Cabe esperar que los esfuerzos para reducir el déficit presupuestario se intensifiquen después de los procesos electorales de esta primavera.

También te puede interesar:

Tagged , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.