Crédito y Caución prevé que el sector de la alimentación tenderá a la concentración

La aseguradora de crédito considera que este campo profesional se mantiene estable pese a los cambios de ciclo económico

El último informe difundido por Crédito y Caución indica que el sector de alimentación ha demostrado ser más resistente que otras industrias a la inestabilidad y los cambios de ciclo económico, por lo que se mantiene estable. No obstante, el análisis de la aseguradora de crédito española refleja los profundos cambios globales que está viviendo el sector.

“Muchas empresas, principalmente menores, de producción y procesamiento de alimentos siguen bajo presión. El ambiente competitivo es feroz, y el poder de negociación de los principales minoristas y las tiendas de descuento ha estado creciendo, haciendo la vida cada vez más difícil para muchos de sus proveedores, cuyos márgenes han quedado estancados en niveles bajos o incluso disminuyendo”, explica el informe, que incluye análisis detallados del sector en España, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Hungría, Italia, Irlanda, Países Bajos, Polonia y Portugal.

Las empresas alimentarias siguen siendo vulnerables a determinados riesgos repentinos, como la volatilidad de los precios de los productos básicos y las posibles crisis de salud pública. “En un entorno empresarial tan difícil, la eficiencia y los bajos costes de producción son necesarios para mantener una ventaja competitiva, el crecimiento de las ventas y la mejora de los márgenes. Esto, junto con las economías de escala y el aumento del poder de negociación, parece lograrse mejor mediante la concentración. Por lo tanto, no sorprende que en muchos mercados las actividades de fusión y adquisición y los procesos de consolidación se han acelerado en el sector de alimentación”, añade el documento.

En España, donde el sector agroalimentario representa el 9% de la economía nacional y más del 15% de las exportaciones, la capacidad de financiación de éste ha mejorado. Las inversiones extranjeras han crecido a doble dígito, aunque se mantienen lejos de los máximos alcanzados en 2010. El sector está sometido a una intensa guerra de precios y estrechamiento de márgenes que coloca en una situación difícil a algunas empresas. La industria española sigue fragmentada, pero la consolidación está en curso, ya que las compañías deben ganar tamaño para ser más competitivas tanto en el país como en el extranjero.

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.