Los seguros digitalizados ganan cada vez más peso en Europa

Este tipo de pólizas representarán en 2020 el 17% del mercado europeo de seguros de auto

Deloitte ha publicado, por segundo año consecutivo, su estudio European Motor Insurance, que recoge la opinión de 15.000 asegurados pertenecientes a 11 países diferentes (Alemania, Austria, Bélgica, España, Francia, Holanda, Inglaterra, Italia, Irlanda, Polonia y Suiza).

En un mercado cada vez más estandarizado y volátil, el ascenso de los seguros digitalizados abre la puerta a nuevas oportunidades para las aseguradoras que quieran ampliar su apuesta de valor añadido ofreciendo no solo servicios relacionados con reclamaciones, sino también un amplio abanico de servicios orientados a la movilidad. “En España se lleva tiempo hablando del seguro de autos digitalizado, algunas entidades están haciendo sus propios pilotos y otras incluso tienen ya un producto, aunque en general existe poco proactividad para la comercialización. Estamos en una etapa de aprendizaje. Analizando el resultado de nuestro estudio, se prevé un crecimiento significativo en los próximos años”, afirma José Gabriel Puche, socio de consultoría de seguros de Deloitte.

Según la firma, este nuevo ecosistema presenta una forma diferente de afianzar la lealtad de los asegurados, a través de algo más que la oferta de precios competitivos. Los resultados del estudio demuestran que los clientes europeos están preparados para un nuevo tipo de seguro, en el que las aseguradoras son algo más que compañías de riesgo. El estudio analiza cómo éstas podrían desarrollar un nuevo tipo de relación y oferta de productos con sus asegurados, basándose en la digitalización.

«Los dispositivos conectados se están convirtiendo en una parte cada vez más importante de nuestras vidas. La mayoría de las industrias se han adaptado a esta tendencia con el objetivo de generar una relación más profunda con sus clientes. Las aseguradoras tampoco son inmunes a los cambios que estamos viendo, especialmente debido a que operan en un mercado altamente competitivo. Italia e Inglaterra ya lideran el camino a través de la telemática. El éxito o fracaso de esta nueva oferta de productos dependerá, en todo caso, de la aceptación que tengan por parte de los asegurados, lo cual variará además de un país a otro» explica Michel de la Bellière, socio de servicios financieros y codirector de seguros en EMEA de Deloitte.

La compañía estima que el tamaño potencial del mercado para los seguros automovilísticos digitalizados en Europa podría alcanzar los 17 billones de euros en 2020. Esta previsión tiene en cuenta la disposición de los asegurados a compartir sus datos, así como el ratio de rotación previsto en cada país.

La digitalización de la economía y los cambios regulatorios han provocado una gran volatilidad del consumo, que también está presente en el mercado asegurador. Cuando se pidió a los encuestados que respondieran qué disposición tendrían para cambiar su compañía aseguradora (siendo 0 muy poca y 10 mucha), se observó que la media europea había subido de un 3.7 en 2015, a un 4.5 en 2016.

En Europa, son los mercados italiano, inglés, francés, alemán y español los que sustentan el mayor potencial para el desarrollo de seguros automovilísticos digitalizados. Con un 20% de cuota de mercado prevista para 2020, Italia es, por mucho, el mercado más prometedor. Las pólizas de seguros telemáticos representan ya el 15% de su mercado y los consumidores italianos son los menos reticentes de Europa en lo que respecta al intercambio de datos.

Los consumidores europeos parecen estar mucho más dispuestos a compartir sus datos de conducción que aquellos obtenidos de las redes sociales – más difíciles de recopilar y de mayor interés para las entidades aseguradoras que quieran crear nuevas relaciones con sus clientes. Para José Gabriel Puche, el estudio confirma que “los conductores españoles están a la cabeza en Europa entre aquellos que estarían dispuestos a compartir los datos a cambio de servicios y mejor precio por lo que el potencial es elevado, alcanzando un ratio de penetración en torno al 14% en el año 2020. Sin duda, es el momento para que aquellas aseguradoras que quieran estar a la vanguardia en la oferta de productos de autos, el servicio al cliente y la digitalización empiecen a dar los primeros pasos”.

En la actualidad el mayor argumento de venta para los seguros telemáticos es el precio. Con el cambio del consumidor y del mercado, es necesario que el seguro cambie su oferta, hasta ahora basada en descuentos, para empezar a ofrecer productos y servicios basados en dar un valor añadido y poniendo las necesidades del cliente en el centro del negocio.

Más de la mitad de los encuestados de toda Europa respondieron estar dispuestos a compartir sus datos siempre y cuando pudieran beneficiarse de, al menos, uno de los siguientes servicios relacionados con el automóvil: asistencia en carretera gratuita, asistencia de emergencia automática, notificación de robo y recuperación y servicios gratuitos de aceite/coche una vez que el conductor haya acumulado un cierto número de puntos por llevar a cabo una conducción segura.

David Rush, socio de servicios financieros y codirector de seguros para EMEA de Deloitte, señala sobre esta cuestión que “El seguro automovilístico digitalizado se está convirtiendo en una importante oferta para los países europeos. Los clientes están preparados para un nuevo tipo de seguro en el que las compañías aseguradoras no sean solo de riesgo, sino que vayan más allá. Por esta razón, aquellas entidades aseguradoras que también apuesten por el camino de la digitalización tendrán más posibilidades de crecimiento en un entorno de redistribución como el que viven las pólizas del mercado automovilístico. Nuestro estudio muestra una correlación significativa entre los clientes que están dispuestos a cambiar de compañía aseguradora y aquellos con mayor disposición para compartir sus datos de conducción con ellas. Las compañías aseguradoras se encuentran en el top 3 de entidades con las que sus clientes están más dispuestos a compartir datos personales, ya que confían más en ellas. Sin embargo, este intercambio datos plantea una serie de cuestiones éticas que deben ser abordadas por las compañías aseguradoras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.