El Willis Towers Watson Forum dedica su sexta edición al efecto transformador de la insurtech

Para la empresa el insurtech transforma el sector asegurador a través de la digitalización y la innovación tecnológica

Como ya ocurriera en otros sectores, la digitalización e innovación tecnológica está transformando las empresas aseguradoras. El fenómeno insurtech no es una simple moda, sino una realidad que se está consolidado en la industria aseguradora y que, por ello, fue analizada en la sexta edición del Willis Towers Watson Forum.

Esta transformación digital está obligando al sector asegurador “a adaptarse para poder ofrecer una respuesta estratégica adecuada, basada en tres pilares: un nuevo paradigma de interacción social, la transformación del riesgo y la aceleración de la revolución tecnológica”, destacó Magdalena Ramada, senior economist, Willis Towers Watson’s research and innovation center. “Según señala el Informe de Riesgos Globales 2017 del Foro Económico Mundial, se ha producido un aumento de los riesgos sociales y tecnológicos, agravando los geopolíticos e incrementando la interconexión del riesgo global”, remarcó la directiva.

Una de las principales modificaciones que ha experimentado la industria aseguradora ha sido la llegada de los comparadores, que han cambiado la naturaleza del contacto con el cliente, así como el enfoque en las estrategias de competencia entre las compañías. Según explicó Alessandro Santoni, P&C Sales and Practice leader continental Europe and Ireland de Willis Towers Watson, “la clave de su éxito radica en que son empresas eficientes y digitalmente ágiles, que están enfocadas al precio y ahorran tiempo a los clientes a la hora de comparar las diferentes ofertas del mercado”.

Entre las ventajas ofrecidas por los comparadores destacan que “dan facilidades a las aseguradoras para vincularse a ellas, tienen un menor coste de adquisición y han reducido las barreras de entrada en el mercado de nuevos suscriptores”. Sin embargo, conllevan un importante perjuicio, “puesto que el precio de los competidores no solo es público, sino que está a disposición de cualquiera que lo quiera comprobar las 24 horas del día. Esto está obligando a reforzar la gestión de retención activa y la medición del valor del cliente”.

En sus conclusiones ambos directivos afirmaron que las tecnologías que tendrán un mayor impacto de dos a cinco años serán la inteligencia artificial y las técnicas de data-analytics cognitivas que integren datos del internet de las cosas. A medio plazo, se agregará el impacto de tecnologías como blockchain y nuevos modelos de negocios basados en economías compartidas e interacciones peer-to- peer.

Santoni recordó que la mayoría de las startups de insurtech se centran en la distribución, plataformas online que sustituyen al agente, mercado o intermediario y enfocadas a líneas personales y soluciones para pymes, con incipiente interés en líneas comerciales. Por ello, y para combatir el atractivo que representan para los consumidores, “las aseguradoras tradicionales se están viendo obligadas a establecer sus propios canales de ventas digitales”.

Por otro lado, Ramada destacó que “la última ola de capital inteligente yendo hacia las insurtech ha comenzado a alejarse de la distribución y a estar alineada con otras áreas de la cadena de valor, especialmente en el back-end y la parte de análisis de riesgo y automatización del manejo de siniestros.”

La adaptación y aplicación de estas nuevas tecnologías al sector asegurador también está poniendo sobre la mesa un importante número de preguntas. Por ejemplo, qué vía permite comprobar quiénes son los intermediarios que generan mayor valor para una organización; cómo reducir los costes de interpretar los datos o adaptar un producto a las diferentes demandas del mercado; o cómo determinar los canales para garantizar la seguridad de los datos de los clientes.

Como expuso Chris Varley, senior consultant de Willis Towers Watson, “los líderes de seguros deben buscar mejorar sus compañías, lo que requiere identificar los problemas y aplicar un método adecuado que ofrezca respuestas exhaustivas a los mismos”. Un método “cuya selección requiere considerar la posibilidad de predicción del problema, el tiempo y el esfuerzo dedicado al análisis, la velocidad de ejecución, la interpretación de esa evolución del mercado, la implementación del nuevo enfoque y la estabilidad de los resultados en el tiempo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *