9 actividades que pueden abrir nuestros dispositivos a los hackers

Nueve actividades cotidianas que pueden abrir nuestros dispositivos a los hackers.

Que la tecnología nos facilita la vida es algo suficientemente demostrado. Que su uso ha generado nuevos riesgos, también. AIG ha elaborado un listado con actividades cotidianas de nuestra vida diaria que se han digitalizado y que nos pueden hacer vulnerables ante los ciberdelincuentes, y, a través de nosotros, a las empresas donde trabajamos. También las mejores prácticas para evitar a los hackers. Son estas:

Internet de las Cosas y los hackers

El internet de las cosas proporciona, desde el mismo momento en que nos despertamos, nuestros datos personales a los servidores de diferentes empresas. Desde la aplicación que nos permite saber cómo será el tiempo durante la jornada hasta la que nos posibilita dar la orden a una cafetera para preparar el café o la de la pulsera inteligente que, además de informarnos sobre la hora, registra nuestras constantes vitales. La posterior utilización de esos datos es algo que no podemos controlar. Para tener un mayor control de ellos, lo ideal es ser muy cuidadosos con lo que compartimos y ajustar las configuraciones de privacidad que ofrecen algunas aplicaciones. También es importante tener protegida la red wifi con una contraseña, así como actualizar el router cuando sea necesario.

Estafas por corredo de voz

Llamadas para verificar datos realizadas por personas que se identifican como funcionarios públicos. Son las estafas por correo de voz, también llamadas vishing. Esos datos confidenciales que nos solicitan pueden ser utilizados para obtener beneficios económicos. Para evitarlo, siempre se debe confirmar la autenticidad de la llamada antes de proporcionar información.

Phising y la amenaza de los hackers

Correos electrónicos falsos que nos invitan a hacer clic en un enlace fraudulento para verificar determinada información, un delito también conocido como phishing, que puede dejar nuestro ordenador en manos de los ciberdelincuentes. Hay que ser muy cuidadoso antes de hacer clic en un enlace o un archivo adjunto. Debemos comprobar que viene de una dirección segura. Si no, es mejor no abrirlo, pues se puede tratar de una suplantación de identidad.

Seguridad de las contraseñas

Contraseñas. Si apuntamos nuestras contraseñas en lugares a los que pueden acceder los ciberdelincuentes, que cada vez son más sofisticados y tienen mayor conocimiento de los hábitos de las personas, estamos totalmente desprotegidos ante ellos. Si hay que gestionar muchas, es recomendable utilizar una aplicación específica para ellas.

Ordenadores desbloqueados

Mantener el ordenador abierto y desbloqueado en la oficina cuando no estamos en nuestro puesto de trabajo también permite que cualquiera pueda extraer información de él, incluso un delincuente. Es aconsejable bloquearlo siempre cuando no se utilice.

Wifi gratis

Conectarse a wifis gratuitas, por ejemplo, en el transporte público, es un riesgo, dado que los hackers pueden aprovechar las vulnerabilidades de la red para acceder a la información de nuestros dispositivos. Lo mejor es intentar evitarlas siempre que se pueda y utilizar una conexión de red privada virtual (VPN).

Uso de nuestros datos

Acceder a enviar nuestros datos personales para poder utilizar determinadas aplicaciones o descargar material de alguna página web puede hacernos víctimas de una estafa para conseguir nuestra información confidencial. Por eso, hay que concienciar a toda la familia, especialmente a los más pequeños, de la importancia de utilizar internet de forma segura.

Ofertas trampa

Cuidado con la compra de superofertas a través de internet. A veces los delincuentes crean sitios web maliciosos para robar información y datos. Cuando un anuncio en línea es demasiado bueno para ser verdad, sospechemos. Mejor realizar las compras en sitios web conocidos.

Discreción

Y no debemos olvidar mantener la discreción sobre nuestros viajes, vacaciones, etc. en nuestras publicaciones en redes sociales. Es imprescindible para no atraer a los delincuentes a nuestro domicilio vacío.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.