Aon alerta: terrorismo islamista y populismo político complican la seguridad europea

Aon alerta: terrorismo islamista y populismo político complican la seguridad europea

Aon publica sus Mapas de Riesgo 2019 sobre Riesgo Político, Terrorismo y Violencia Política. Europa se enfrenta a un entorno de seguridad cada vez más complejo, ya que terrorismo islamista y populismo político crean nuevas vulnerabilidades para empresas y comunidades.

Este año, la foto se complica aún más por el resurgimiento de las políticas de corte populista, que ha fomentado algunos cambios potencialmente divisivos. Puede alimentar en algunos casos ideologías extremas, desafiando al mismo tiempo el orden basado en normas predominante en Europa.

Estos problemas están creando nuevos riesgos para las empresas: desde la seguridad de sus empleados y propiedades frente al creciente riesgo de terrorismo, hasta los impactos en sus cadenas de suministro e inversiones como resultado de las políticas gubernamentales populistas. Existe una gama de soluciones de gestión de riesgos que las organizaciones pueden utilizar para responder a estas condiciones adversas.

Scott Bolton, director de Crisis Management en Aon, afirma: «la cobertura de seguro está disponible para proteger a las empresas tanto de la amenaza como del impacto del terrorismo, pero también para cuestiones más concretas como la denegación de acceso como parte de una operación de seguridad, la pérdida de atracción de una localización determinada tras un ataque terrorista, o el impacto de actos de violencia donde los motivos no resultan evidentes de inmediato, extendiendo la cobertura para incluir los desencadenantes de pérdidas maliciosas».

Sarah Taylor, directora de Political Risk and Structured Credit en Aon, añade: «las empresas que operan en territorios donde el riesgo político es elevado deberían considerar un seguro que cubra las decisiones gubernamentales que pueden conducir a la cancelación de contratos, cuando se introducen medidas para crear barreras al comercio, y contra las acciones del gobierno que restrinjan las operaciones comerciales y las inversiones».

Henry Wilkinson, Head of Intelligence & Analysis en The Risk Advisory Group, indica: “la irrupción del populismo reaccionario dentro de las corrientes políticas en varios países ha brindado a los extremistas un sentido de oportunidad para movilizar las protestas violentas y la intimidación en torno a temas políticos divisivos. El terrorismo de extrema derecha sigue siendo una amenaza en gran medida desorganizada pero creciente. Las empresas en Europa no pueden ser condescendientes con los riesgos violentos en mercados tradicionalmente estables. La capacidad integral para monitorizar, evaluar y gestionar este tipo de riesgos es tan esencial como una estrategia de transferencia de los mismos».

Terrorismo

  • Los terroristas tienen cada vez más como objetivo espacios públicos y concentraciones de personas, lo que incrementa la exposición al riesgo de las empresas.
  • Alemania ha experimentado un aumento en los ataques y complots de extrema derecha. 23 incidentes entre 2016-2018 duplican las cifras anteriores. Esto evidencia que el terrorismo y el activismo de extrema derecha aumentan en toda Europa.
  • Los combatientes del Estado Islámico que regresan supondrán un gran desafío para los servicios de seguridad, las empresas y las comunidades de toda Europa.
  • Los ataques del Estado Islámico en Europa y América del Norte se redujeron a la mitad entre 2017 y 2018, pero en lugar de disminuir a nivel mundial, el grupo ha redirigido sus esfuerzos a otros lugares.
  • El 16 por ciento de los ataques terroristas en 2018 se dirigieron o afectaron directamente a empresas.

Populismo

  • El populismo ya no es un problema marginal en Europa. 11 países cuentan ya con partidos populistas en sus gobiernos, con un porcentaje medio de voto del 22% en 33 países europeos.
  • Allí donde las políticas populistas tienden a introducir mayores barreras al comercio, se ha incrementado la posibilidad de movimientos políticos para frustrar los contratos establecidos, obligando a las empresas a cuestionar sus cadenas de suministro internacionales.
  • El sentimiento anti-inmigración es uno de los principios centrales de muchos movimientos populistas. Es probable que este fenómeno alimente más el terrorismo de extrema derecha y la tensión social.
  • Los riesgos también son evidentes para las empresas europeas que operan a nivel mundial. En regiones como África subsahariana y América Latina, particularmente expuestas a las intervenciones gubernamentales, pueden afectar a la capacidad de las empresas para invertir y realizar negocios internacionales.

También te puede interesar:

Tagged , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.