ARAG explica cómo protegerse de los falsos seguros de alquiler

La popularización de los seguros de alquiler dispara el fenómeno de productos que no ofrece garantías si el inquilino deja de pagar.

Durante los últimos años los seguros de impago de alquiler han calado progresivamente entre los propietarios que han encontrado, en este producto asegurador, un mecanismo eficaz en caso de impago del alquiler y, con carácter preventivo, al ofrecer información previa sobre el historial de solvencia del potencial inquilino, explica ARAG.

Sin embargo, al rebufo de la rápida expansión de esta tipología de seguros, con crecimientos anuales superiores al 20% desde 2017, según el Observatorio Español Observatorio Español del Seguro del Alquiler (OESA), han proliferado otros productos que carecen de las garantías que la ley exige a los productos aseguradores por lo que, en caso de impago, no garantizan el cobro de las mensualidades vencidas, ni de ofrecer una indemnización en otros supuestos que sí incluyen los seguros reales como el vandalismo.

Desde el OESA, se estima que el 19% de los propietarios tiene actualmente contratado este tipo de servicios. Además, la crisis económica derivada de la pandemia parece haber acelerado su expansión, ya que su cuota de mercado se habría incrementado un 21% solo en los dos últimos años.

El riesgo de los falsos seguros de alquiler

ARAG recuerda que la primera forma de detectar un seguro falso es determinar si quien lo ofrece tiene la capacidad legal para hacerlo. Cualquier ciudadano puede comprobarlo con una sencilla consulta online en la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, ya que solo las entidades aseguradoras y los agentes y corredores de seguros que figuran en el registro de este organismo oficial están acreditadas legalmente para operar en el mercado asegurador. Precisamente, una de las garantías que se les exige -a diferencia de lo que sucede con otros tipos de empresas- es contar con el nivel suficiente de solvencia económica para hacer frente a las indemnizaciones pactadas con sus clientes.

A esto se suma, en el caso de ARAG, la independencia que le otorga el no pertenecer a ningún grupo asegurador. De esta forma se evitan posibles conflictos de intereses dentro de la entidad entre el negocio de responsabilidad civil y el de los seguros de impago. Asimismo, se trata de una aseguradora especializada en el mercado del alquiler desde hace más de 15 años.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.