Aunna propone un decálogo para el buen teletrabajador

Aunna decálogo del teletrabajo noticias de seguros

Aunna decálogo del teletrabajo noticias de seguros

Aunna Asociación ha querido apoyar las medidas establecidas por el Gobierno durante el Estado de Alarma y ha propuesto un decálogo para el buen teletrabajador. Con estas diez recomendaciones espera que todas las personas que tengan que trabajar desde sus casas durante el confinamiento, puedan hacerlo de la manera más segura y cómoda posible.

Con este decálogo, la asociación que preside Santiago Macho quiere aportar su granito de arena para proponer soluciones útiles que mantengan el ánimo y la buena disposición de los trabajadores.

Los 10 consejos de Aunna

Delimita tu espacio

Si el hogar te lo permite, es mejor que establezcas un sitio o una zona para trabajar y que no campes a tus anchas. Si quieres ser productivo, nada de trabajar hoy aquí y mañana allí, no funciona. Es importante además que dejes claro a los que conviven contigo que el espacio que has elegido es ahora también tu despacho y que no deben interrumpirte cada dos por tres.

Marca las horas

No pienses que tienes todo el tiempo del mundo para realizar tus tareas. Éste es un error muy común entre los que no están acostumbrados a teletrabajar. Si no estableces una rutina y te marcas un horario, es probable que no cumplas con el trabajo que debes realizar.

Tu familia, tus nuevos compañeros

Para teletrabajar desde casa es básico hablar con tu familia y recuerda que debes ser claro y establecer unas reglas. Reúnete con ellos e infórmales de tus necesidades, del espacio que necesitas y del horario que vas a seguir. Ahora tu familia son también tus nuevos compañeros de trabajo.

No te quedes en pijama

Trabajar desde casa es una buena idea, hacerlo con pijama, no tanto. Debes crear un hábito sano y esto implica vestirte como si fueras al trabajo. No hace falta que te pongas traje, pero sí debes crear una rutina y deshacerte del pijama a primera hora. Una regla tan sencilla como esta te ayudará sin duda a sentirte algo más cerca de tu ambiente de trabajo habitual.

Or-ga-ni-za-ción

Debes ser capaz de organizar tu propio tiempo y establecer una rutina en la que conviva todo lo que implica estar en casa (hacer la comida, lavar la ropa, cuidar de los niños, sacar el perro a pasear…). Marca unas pautas e introdúcelas en tu rutina diaria de estas semanas. Si no eres capaz de autogestionar tus tareas, tu vida y la de tu familia se puede convertir en un caos.

Mejor solo que mal acompañado

Parece egoísta, pero debes delimitar tu espacio y trabajar en un lugar donde estés solo. Hacerlo en el mismo espacio donde tus hijos juegan, miran la tele o realizan actividades puede repercutir negativamente en tu actividad laboral. Si no dispones de un espacio para hacerlo, organiza con tu familia las horas para compartirlo.

Eres tu propio jefe

Ahora aquí el que manda eres tú. Debes ser respetuoso con tu planificación y los horarios que te has marcado para ser eficiente y eficaz con tu teletrabajo. Si a medida que pasan los días, ves que no funciona, cámbialo sin miedo, pero no te dejes llevar por el devenir de la situación, sé lo más estricto que las circunstancias te lo permitan.

Sé claro

Si tienes que enviar un email, whatsapp, o algún comunicado, recuerda que debes ser claro y conciso en el contenido de tu mensaje. Léelo y revísalo antes de enviárselos a tus compañeros o a tu jefe para facilitar su comprensión, señala Aunna. Si por una razón u otra, no os entendéis, utiliza algunas de las múltiples herramientas online para realizar una videoconferencia o si eres de los clásicos, coge el teléfono y llama.

Date un capricho

En tu horario y planificación debes establecer también un tiempo para despejarte. Llama a un amigo, date un paseo por casa, consulta la prensa digital, las redes sociales (siempre fuentes fiables) … En fin, airéate un poco pero respetando siempre los tiempos de trabajo que te has marcado.

Cuídate

Estar tantas horas en casa aislado del mundo puede generar cierta angustia y ansiedad. Para tu bienestar físico y mental es conveniente realizar ejercicios y estiramientos para liberar tensiones musculares y emocionales. Técnicas como la meditación, el mindfulness y la autoconciencia pueden sin duda ser de gran ayuda, explica Aunna

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.