El 56% de los europeos ha sufrido algún tipo de fraude cibernético

Fraude y robo de identidad noticias de seguros

El robo de identidad se está expandiendo rápidamente, causando pérdidas financieras sustanciales a millones de personas en todo el mundo. Este crimen invisible también está muy extendido en los países europeos, donde el número de consumidores es blanco de fraude sofisticado crecen cada año tanto online como offline.

Según los datos recopilados por Finanso.se, el 56% de los europeos ha experimentado al menos un tipo de fraude en los últimos dos años. Un tercio de ellos se convirtieron en víctimas del robo de identidad, lo que lo convierte en el segundo tipo de fraude más común en Europa.

Reino Unido, Irlanda y Dinamarca tienen la tasa más alta de robo de identidad

En 2018 y 2019, la estafa monetaria fue el tipo de fraude más frecuente en Europa con el 39% de los encuestados que informaron este tipo de actividad criminal, reveló la Encuesta de la Comisión Europea sobre estafas y experiencias de fraude por parte de los consumidores. El robo de identidad ocupó el segundo lugar, con el 33% de todos los ataques de fraude. Otro 23% de los consumidores informaron haber caído víctima de estafas, que sigue siendo el tercer tipo de actividad de fraude más común en Europa.

Por regiones, los europeos occidentales tenían más probabilidades de haber sufrido fraude de robo de identidad en los últimos dos años. Las estadísticas muestran que el Reino Unido está a la cabeza en este tipo de fraudes, con el 53% de los encuestados. Irlanda ocupó el segundo lugar con el 50%, mientras que Dinamarca, los Países Bajos y Francia le siguen con el 45%, 42% y 39%, respectivamente.

Problemas para proteger la información del fraude

Aunque los últimos años han sido testigos de un progreso significativo en las tecnologías y soluciones de protección contra el robo de identidad, la encuesta mostró que muchos europeos occidentales tenían problemas importantes para proteger su información confidencial.

Por otro lado, Chipre, Bulgaria, Hungría y Estonia tuvieron la tasa de robo de identidad más baja, con menos del 10% de los encuestados que experimentaron este tipo de fraude.

Las estafas y el fraude causaron una pérdida de 24.000 millones de euros en dos años

Analizado por el método, casi la mitad de todos los ataques de robo de identidad en países europeos ocurrieron mediante el uso del correo electrónico. Otro 39% de los ciberdelincuentes usaron el teléfono para atacar a sus víctimas. Los anuncios en línea, los mensajes de texto y las plataformas de redes sociales completan la lista con el 5%, el 4% y el 3%, respectivamente.

Las estadísticas muestran que el 25% de los europeos expuestos a cualquier fraude sufrieron daños financieros, causando una pérdida total de alrededor de 24.000 millones de euros en dos años.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.