¿Cuánto cuesta un seguro de decesos?

¿Cuánto cuesta un seguro de decesos?

Son uno de los tipos de seguros más buscados y solicitados en los tiempos que corren. El segurs de decesos ayudan a las personas a ofrecer una solución y compensación económica a sus familiares y seres queridos en caso de defunción, aunque también suelen cubrir un curioso abanico de extras con los que refuerzan todavía más su protección.

¿Y qué ofrecen los seguros de decesos aparte de la cobertura por fallecimiento? ¿Cuánto pueden llegar a costar?

Estas son las cuestiones más habituales para las personas que están estudiando dar el paso de contratar alguno, pero no ven del todo claro lo que se ofrece en el mercado. Si ese es tu caso, no te preocupes, porque vamos a darte toda la información que necesitas al respecto.

Coberturas y precios de los seguros de decesos: todo lo que debes saber

La horquilla de precios de seguros de decesos es muy variable. Como sucede con cualquier otra póliza de seguros, su valor y coste varía en función de varios aspectos clave. En este campo, lo más importante es la edad de la persona que lo contrata, como también las coberturas adicionales que pueda o quiera contratar. Escoger más o menos hará que sea menos o más económico, y contratar el seguro a más edad implica pagar más, mientras que, a menos edad, más barato saldrá a lo largo del año.

Lo que más se suele ver en las principales aseguradoras es que un seguro de decesos puede costar en torno a los 25 euros al año, con buenas coberturas y para personas que sean jóvenes a la hora de firmar la contratación. Los precios pueden seguir elevándose hasta superar los 100 euros al año, aunque aquí también entra en juego el hecho de que se asegure a una sola persona o a varias. Las aseguradoras suelen ofrecer buenas ofertas en caso de sumar a más personas, normalmente al grupo familiar, para unificarlo todo y reducir su impacto económico.

¿Y cuáles son las coberturas que pueden ofrecer los seguros de decesos?

Aquí podemos encontrar de todo, desde el féretro y el coche fúnebre hasta la incineración, las gestiones administrativas y/o judiciales, la asistencia jurídica, traslado del fallecido, asistencia en viaje y hasta servicio de flores. Esto suele ser lo esencial. Ahora bien, si se buscan otras coberturas adicionales, hay que pagar por ellas. Cosas como cobertura a familiares en caso de defunción causada por accidente, los servicios jurídicos adicionales, la asistencia psicológica para seres queridos, protección familiar o incluso conservación de ADN del fallecido se pueden contratar también, a un coste adicional.

Lo cierto es que, a día de hoy, cualquiera puede contratar un seguro de decesos hecho a su medida y con el precio que más le convenga. Solo es necesario saber dónde y qué buscar. Hay muchísimas opciones y, a veces, perderse entre ellas es fácil, pero, con las ideas claras y sabiendo bien las horquillas de precios y los factores que influyen, tienes más que de sobra para tomar la decisión más acertada.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.