Grupo IMA gana 5,5 millones de euros en 2020, un 28% menos

El Grupo IMA logra unos sólidos resultados en 2020 a pesar la crisis sanitaria.

Mientras la crisis sanitaria afectaba la economía mundial a gran escala, el Grupo IMA afirma que “ha demostrado su fortaleza, asentada en la diversificación de sus operaciones”. El volumen de actividad consolidado de la compañía en 2020 se mantuvo por encima de los 1.000 millones de euros (1.090 millones de euros, un 3,7% menos que en 2019). El beneficio consolidado fue de 5,5 millones de euros, frente a los 7,7 millones de 2019.

La pandemia ha tenido un impacto directo en la actividad del Grupo IMA, ya que ha reducido drásticamente las posibilidades de viajar en todo el mundo. El número de casos de asistencia disminuyó un 8,5% en comparación con 2019, con 2.900.200 casos gestionados en 2020 a nivel internacional, y más de 11 millones de llamadas. La caída afectó principalmente a la actividad médica (-30%, muy vinculada a los viajes turísticos en el extranjero), y a la asistencia a los fabricantes automovilísticos (-14%).

La actividad relacionada con Salud disminuyó alrededor de un 5%, como consecuencia del aplazamiento de las operaciones “no urgentes” en los hospitales debido a la pandemia. En cambio, la actividad de Hogar aumentó ligeramente, sobre todo por los acontecimientos meteorológicos de principios de año. Con más de 76.000 casos abiertos a principios de febrero de 2020, IMH, la filial de asistencia domiciliaria del grupo experimentó su mayor nivel de actividad.

Una fuerte respuesta operativa de Grupo IMA a la crisis

La crisis sanitaria permitió a la entidad demostrar su capacidad de adaptación, tanto organizativa como humana. Desde los primeros cierres en España, Italia y Francia, el Grupo implantó el teletrabajo en un tiempo récord en todas sus regiones: en tres semanas, el 80% de la plantilla estaba equipada. Como la preservación de la salud y la seguridad económica de los empleados es una prioridad absoluta, se pusieron en marcha protocolos estrictos, así como apoyo social, psicológico y médico para todos los empleados.

La incertidumbre provocada por la crisis desbarató todos los modelos de previsión, pero la compañía supo responder a los picos históricos de actividad sin abandonar en ningún momento su exigencia de calidad, llegando a atender más de 33 000 llamadas diarias.

Apoyo a la distribución de alimentos

Además, en este periodo especialmente complicado, IMA ofreció nuevos servicios de apoyo como la distribución de medicamentos en España, Marruecos y Estados Unidos, así como el sistema de asistencia Covid para sus beneficiarios: apoyo psicológico, asesoramiento social, apoyo educativo, teleconsultas e información médica y jurídica.

Por último, el Grupo puso su experiencia a disposición de los organismos de salud pública en Francia (donde se encuentra su sede principal), facilitó las cifras de las pruebas de PCR y de las vacunas, y ayudó a los profesionales sanitarios a comunicar los resultados de las pruebas. Al mismo tiempo, IMA ha invertido en programas destinados a responder a los retos del “envejecimiento saludable” y a identificar las fragilidades de los mayores de 75 años.

IMA Ibérica, en la senda del grupo

Por su parte, IMA Ibérica ha seguido una trayectoria similar a la del Grupo durante el pasado ejercicio. Mientras que la actividad de corresponsalía bajaba significativamente a causa de la crisis sanitaria, otras han experimentado un notable crecimiento. Es el caso de Vida Diaria, su producto de asistencia a la persona, que multiplicó por 4 su demanda en marzo y por cinco en abril. En conjunto, ha tenido un crecimiento superior al 200% durante la pandemia. Garantías como el envío de medicamentos han tenido una muy buena acogida entre los asegurados. Así como otras de ayuda en el hogar. Con estas coberturas, más próximas al ámbito de la dependencia que al de la asistencia, IMA Ibérica cumple con una labor social de protección a la salud de sus asegurados.

Un grupo que mira “decididamente hacia el futuro”

En este contexto, el Grupo IMA ha continuado con las principales líneas de su plan estratégico. Además de desarrollar sus servicios para sus accionistas internacionales, en particular a través de la gestión de cuentas y el lanzamiento de nuevas ofertas como la de averías mecánicas, el Grupo mantuvo su impulso comercial con un volumen de negocio adicional de 38 millones de euros. En el ámbito de la asistencia a la movilidad, firmó acuerdos con los grupos Renault y PSA para sus vehículos híbridos y eléctricos, con Nissan para su red de posventa, con Europcar para sus vehículos comerciales, etc., mientras que en el ámbito de la salud se renovaron o establecieron varias asociaciones importantes a nivel internacional (LMG, MNH, Grupo Aésio, Audiens, etc.).

En primera línea de la pandemia, IMA Italia continuó el despliegue de su asociación con Cattolica Assicurazioni; IMA Benelux apoyó a Ethias, que ahora participa en el Grupo junto a P&V; y lo mismo ocurre en el África subsahariana en asociación con WAFA Assurance. Se muestra así el valor del modelo multiaccionarial del Grupo, replicado a nivel internacional.

Convencido de su relevancia, el Grupo ha reforzado su programa de innovación impulsando varios proyectos paralelos: la plataforma digital para los servicios de Automóviles y Hogar, la digitalización de la experiencia del cliente, la apertura de su catálogo de API o el desarrollo de asociaciones con start-ups y la aceleradora francesa Assurtech. Uno de sus objetivos es crear nuevos servicios “sin fisuras” integrados en el mundo digital de los accionistas y socios, en línea con las necesidades sociales y los nuevos usos.

Empleo e inclusión

Por último, a pesar de estas circunstancias excepcionales, el Grupo IMA ha mantenido su política de empleo inclusivo (la plantilla se ha ampliado en un 2,64% en 2020) promoviendo el diálogo constructivo entre el personal y la dirección. Y contratando a estudiantes en prácticas y a personas con discapacidad, así como a 460 temporeros para el verano de 2020.

Para Claude Sarcia, presidente del Consejo de Administración del Grupo IMA: “El Grupo IMA ha sabido responder a lo largo de esta crisis sanitaria sin precedentes, demostrando su capacidad de adaptación y movilización. Cualquiera que sea su actividad, el compromiso colectivo de nuestros equipos y el apoyo indefectible de nuestros accionistas nos han permitido superar este difícil periodo. En un momento en que se vislumbra el fin de la crisis, las lecciones que hemos aprendido de este año extraordinario nos dan confianza para el futuro. A sus 40 años, el Grupo está demostrando que es un actor clave en el sector de la asistencia, a la altura de las expectativas de sus fundadores. Como empresa basada en valores, el Grupo IMA está orgulloso de su reputación y de su utilidad social, que nunca ha sido tan adecuada para afrontar los retos sociales de los próximos años”.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.