Guía de Tuio para saber si pagas lo justo en tu seguro de hogar

Guía para saber si pagas lo justo en tu seguro de hogar.

Fiel a su compromiso con la transparencia, la flexibilidad y una mayor cercanía al cliente, y ante el descontento que existe entre los clientes del sector, la neoaseguradora de origen español, Tuio, ofrece una serie de consejos para que cualquier persona tenga claro qué cubre realmente su seguro de hogar y sepa qué debe tener en cuenta para pagar un precio justo y no caer en ciertas prácticas abusivas del sector.

Lo que más molesta al usuario

Tuio ha identificado un importante malestar en la población respecto a ciertas prácticas en el sector asegurador dentro del ramo de hogar; tras realizar un análisis de más de 2.100 comentarios publicados en Trustpilot con el fin de entender cuáles son las principales quejas de los clientes.

De los datos del análisis se desprende entre otras cosas que en el 36% de los casos se mencionan problemas con el proceso de baja. Alrededor del 18% apunta, en cambio, a problemas con subidas de precio durante las renovaciones y 3 de cada 10 hacen referencia a quejas relacionadas con el propio proceso de apertura del parte. Todo esto indica que existe una desconexión entre lo que se compra y la realidad del servicio como capitales asegurados muy altos, características que no se corresponden con las casas, coberturas inútiles, errores, sobreprecio… lo que genera un alto índice de decepción en los clientes.

5 cosas que debe cubrir el seguro de hogar, según Tuio

Desde el punto de vista de Tuio, cualquier seguro de hogar debe ofrecer cobertura para el continente, que incluye los daños de la casa y otras estructuras anexas; para el contenido, lo que se conoce como bienes del interior de la casa; la inhabitabilidad, que cubre los casos en que no se puede vivir en la casa; la responsabilidad civil, que se refiere a situaciones de lesiones o daños materiales de los que uno es responsable. Esta es una cobertura importante y conviene asegurarse de que incluye defensa legal; y otras coberturas adicionales, cómo asistencias o ampliaciones de cobertura.

Cómo evitar sorpresas

Actualmente, hay una diferencia de expectativas en el mercado del seguro y algunas aseguradoras se sirven para vender productos que quizá no son los más óptimos para los clientes, lo que puede resultar abusivo para estos. Estas son algunos de los aspectos a tener en cuenta:

  • Exclusiones: tanto en general como dentro de las propias coberturas. Entre los límites ocultos en el continente pueden encontrarse los cristales, la loza sanitaria y daños estéticos, reparaciones necesarias para mantener la uniformidad estética de la casa tras un siniestro, una cobertura que no siempre resulta clara.
  • Todo riesgo accidental con muchas exclusiones: existen seguros que excluyen en las coberturas de accidente dispositivos electrónicos, pidiendo la contratación independiente de una póliza para el mismo.
  • Límites al valor de las coberturas que no están explicitados
  • Precios: descuentos muy agresivos en el proceso de captación que posteriormente se traducirán en una subida de prima a la hora de la renovación, algo que en muchas ocasiones no se avisa.
  • Dificultad en el proceso de tramitación de bajas: por ley es necesario enviar la notificación de baja un mes antes de la fecha de finalización, por lo que se recomienda comenzar la gestión con dos meses de antelación.

En los seguros, el precio depende de una componente material, la siniestralidad y de un sinfín de variables que no forzosamente ofrecen más valor al cliente. Y que, además, son fijas, tales como los intermediarios, distribución, costes fijos de las aseguradoras, etc. De media, en el seguro de hogar en España, solo un 45% de lo que paga el cliente se destina a resolver la siniestralidad, según datos de la Dirección General del Seguro (DGS). El resto, corresponde a partidas de costes más o menos fijas que tienen las aseguradoras. Por contra, Tuio dedica el 75% del importe de la póliza a la parte de siniestros. Y, en caso de que sobre, destina esa cantidad a las ONG con las que colabora y que el cliente elija.

La filosofía de Tuio

La filosofía de Tuio pasa por dar la vuelta al sector asegurador ofreciendo protección real, transparencia, una experiencia de usuario cercana y moderna adaptada al mundo actual. Y una oferta con precios altamente competitivos en la que se paga por lo que se contrata.

“En este sentido, las neoaseguradoras como Tuio estamos tomando tracción. Y tratamos de romper esa espiral negativa para acabar con el conflicto de interés que percibimos en los seguros”, apunta Juan García, cofundador de Tuio. “Solo queremos ser más transparentes y justos ofreciendo las alternativas que mejor permitan cubrir las necesidades del cliente y sus expectativas; sin sorpresas y pagando siempre un precio justo”.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.