Guidewire afirma que el pago por uso en seguros comienza a calar en España

Un estudio de Guidewire cifra en un 25% los usuarios que ya disponen de algún servicio UBI contratado, una tendencia que crece en España.

Guidewire revela en su estudio 2022 EMEA Insurance Consumer Insight Study el crecimiento que están experimentando los llamados servicios UBI (Usage-Based Insurance, o servicios de pago por uso) en el sector asegurador en España. En concreto, el estudio cifra en un 25% los usuarios españoles que ya disponen de un seguro de este tipo, que permite pagar únicamente por aquellas coberturas necesarias y las utilizadas en caso de siniestro o necesidad.

“Son seguros muy adaptados a cada usuario, personalizados, por lo que tienen tirón entre jóvenes, ya que, además, permiten acceder a coberturas con un precio muy reducido, porque sus coberturas pueden activarse o desactivarse en función de sus necesidades de cada momento”, destaca Sebastià Company Mas, Senior Product Marketing Manager para EMEA de Guidewire.

El estudio de Guidewire, de hecho, recoge como la razón principal para contratar seguros de pago por uso que estos seguros se ajustan al estilo de vida del cliente (el 41% de los encuestados opina así). Otro 36% considera que los servicios UBI aportan mayor flexibilidad, y el 28% opina que las primas de estas pólizas son más económicas que las de los seguros tradicionales.

Guidewire desvela que España está todavía por detrás en seguros de pago por uso

A pesar del crecimiento que están experimentando estos seguros, España sigue por detrás respecto a otros países de su entorno. De hecho, el estudio de Guidewire entrevistó a usuarios de España, Francia, Alemania y Reino Unido, lo que permite comparar la penetración de este tipo de pólizas en estos mercados, evidenciando las diferencias entre ellos.

Así, por ejemplo, los seguros de pago por uso en Alemania llegan al 32% de los usuarios encuestados, cifra similar a la de Francia (31%). Ambos están por delante de España, país que, sin embargo, duplica al Reino Unido en penetración de estas pólizas (25% en España frente al 12% del Reino Unido).

El reto de la privacidad

Uno de los detalles en los que incide el estudio de Guidewire es en la relación entre los seguros de pago por uso y el análisis de datos recopilados de la actividad del usuario. Y es que estas pólizass en ocasiones se activan o desactivan en función de la ubicación del usuario (para lo cual la compañía aseguradora debe tener acceso a su geolocalización) o según las actividades que esté realizando, como conducir o participar en determinados deportes.

Por ello, el 58% de los encuestados consideran que las pólizas UBI pueden suponer un compromiso a su privacidad, aunque el 60% piensa que, a cambio, serán más baratas. “El debate entre flexibilidad y privacidad debe superarse a través de explicaciones convincentes a los usuarios, ya que este tipo de pólizas tienen mucho que ofrecer tanto a los clientes como a las aseguradoras, pero hay que superar esta desconfianza primero”, aconseja Sebastià Company.

Los usuarios son conscientes del valor que aportan las pólizas de seguros de pago por uso, como demuestran las cifras el estudio de Guidewire: más de la mitad de los encuestados de España, Francia y Reino Unido están de acuerdo con esta afirmación, mientras que hacen lo propio el 44% de los alemanes.

Además, los usuarios son conscientes de que será necesario compartir más datos con las aseguradoras si quieren poder acceder a nuevos productos y servicios, más ajustados a sus necesidades e intereses, en un equilibrio que exigirá sacrificios. De hecho, el 38% de los encuestados en España dice entender las razones por las que las aseguradoras necesitan recopilar más datos, aunque reconocen que preferirían no tener que compartir esa información con ellas. El 32%, sin embargo, no pone ninguna objeción a la cesión de estos datos, y solo el 26% dice no comprender la razón por la que deberían compartir más información con las compañías aseguradoras.

Hay menos reticencia en determinados segmentos

La encuesta de Guidewire arroja interesantes claves sobre el posible punto de partida para mejorar sus capacidades de recolección y uso de datos de los usuarios. Por ejemplo, mientras que el 17% de los encuestados reconoció que preferiría que las aseguradoras no recopilasen datos en tiempo real sobre ellos, al 32% no le importaría que las compañías monitorizasen las cañerías de sus hogares si con eso pueden evitar inundaciones. Del mismo modo, al 25% no le importaría compartir datos sobre su conducción y el 23% consideraría compartir datos de ubicación de sus dispositivos y pertenencias.

“Las aseguradoras tienen por delante el reto de equilibrar un mayor acceso a datos de los usuarios manteniendo el respeto a la privacidad”, explica Company Mas. “Es la única forma de impulsar los seguros de pago por uso en España y otros países, lo que abrirá un mercado con mucho potencial y creará una nueva esfera de colaboración entre compañías y usuarios, más cercana y personal, beneficiando, con ello, al sector en su conjunto”, añade.

Guidewire encargó a la agencia de estudios de mercado Censuswide que encuestara a una muestra representativa de 1.000 clientes de seguros de entre 18 y 55 años. La encuesta tuvo lugar en mayo de 2022. El objetivo de la encuesta es proporcionar los últimos datos sobre la opinión de los clientes de seguros españoles sobre las aseguradoras, sus productos y servicios. Guidewire encargó informes simultáneos y paralelos en el Reino Unido, Francia, Alemania y España.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.