La cultura del emoji: mucho más que caritas sonrientes



emoji

emoji

El pasado 17 de julio, como viene sucediendo desde 2014, se celebró el Día Mundial del Emoji. Una vez más, la culpa es de Apple pues fue la compañía de la manzana quien instauró semejante extravagancia para conmemorar el lanzamiento de su primer paquete de símbolos, hace ahora una década. Sin embargo, no fueron los de Cupertino, sino un japonés el creador de las populares caritas amarillas.

Los primeros emoticonos (“gráficos” en japonés) fueron creados en los 90 por Shigetaka Kurita, quien desarrolló 176 gráficos de 12 por 12 píxeles basándose en símbolos de la cultura de Japón. Hoy, conforman parte de la exhibición permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Y es que, desde los primeros años del siglo XXI, el código emoji es un elemento más del lenguaje diario.

Su uso se ha popularizado tanto que no sólo tienen película, también su propia enciclopedia oficial, la emojipedia. Se trata de un organismo perteneciente al Consorcio Unicode —integrado por tecnológicas como Google, Microsoft, Apple, Oracle o IBM—, encargado de documentar los diferentes iconos y su significado. Y no es ninguna “frikada” propia del nuevo milenio: el organismo tiene la importantísima y exclusiva autoridad de determinar la publicación de las nuevas series de símbolos que inundan las redes sociales.

De ello está pendiente la iniciativa de Liberty Seguros y sus #paraemojis que reivindican la presencia indiscutible del deporte paralímpico en el mundo digital. Para conmemorar este décimo aniversario, también Apple anunció en su web el próximo lanzamiento de un nuevo set de unos 70 emoticonos que, además de nuevos peinados y expresiones, promete sorpresas con forma de animales, frutas y otros alimentos.

¿Qué hay detrás de los corazones, las caritas sonrientes y los gatitos sorprendidos?

Un estudio publicado por los psicólogos de la Universidad de Edge Hill (Reino Unido) revela que los emojis no sólo permiten la comunicación no verbal —gestos o expresiones faciales— en el mundo digital de hoy, también proporcionan de forma sutil pistas sobre la persona que  los emplea. Entre los 2.823 emojis que existen en la actualidad, el preferido por los tuiteros es el emoticono que llora de risa, seguido a bastante distancia el emojii del corazón, el icono del reciclaje y la cara con corazones en los ojos. Eso sí, en España se lleva la palma la carita “lanzabesos” y, por supuesto, nuestra flamenca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.