La deuda privada amenaza con recrudecer la guerra comercial

La deuda privada amenaza con acrecentar los efectos de la guerra comercial

Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo, siguen enfrascados en una disputa comercial que podría desestabilizar sus economías. De acuerdo con el último informe difundido por Crédito y Caución, la deuda privada de sus familias y empresas es un canal clave que podría incrementar los costes económicos.

Deuda privada de Estados Unidos

La deuda privada de Estados Unidos se ha estabilizado en torno al 148% del PIB, en un contexto de desplazamiento de riesgos de las familias al sector empresarial. La deuda corporativa ha crecido hasta alcanzar el 73% del PIB en 2018, cerca de su punto máximo anterior a la crisis. Aunque sigue siendo uno de los ratios más bajos de las economías avanzadas, la aseguradora de crédito constata un aumento de la preocupación por la calidad de la deuda de las empresas estadounidenses y el debilitamiento de las normas de suscripción.

Aumento de los tipos de interés

El aumento de los tipos de interés o la caída de los beneficios empresariales pueden generar problemas crediticios entre las empresas norteamericanas. Dada la política monetaria de la Reserva Federal, la caída de beneficios propiciada por la escalada de las tensiones comerciales es la principal amenaza que afrontan los riesgos de crédito.

Aunque la economía estadounidense experimenta un largo período de expansión, los beneficios empresariales cayeron en el primer trimestre de 2019. Las empresas que operan en los sectores de servicios públicos e inmobiliarios son las más vulnerables al rápido deterioro por una caída de los beneficios, seguidas de energía, comunicación y atención sanitaria. Otros sectores expuestos son alimentación, bebidas y tabaco, y construcción.

Deuda privada en China

La deuda privada en China supuso el 203% del PIB en 2018. A diferencia de Estados Unidos, la deuda de los hogares de China se ha multiplicado prácticamente por tres —del 19% del PIB antes de la crisis financiera mundial al 51% en 2018—, el ritmo de crecimiento más rápido del mundo. El aumento con respecto a los ingresos disponible es aún más rápido: 120% frente al 30% de 2007. Con un 80% de la deuda familiar financiada a tipos variables, los hogares chinos son vulnerables a las oscilaciones del ciclo económico.

Deuda empresarial china

El sector empresarial chino ha comenzado a desapalancarse, un proceso que aumenta el riesgo de aterrizaje forzoso de la economía. La deuda de las empresas, que aún supone el 152% del PIB, es la segunda más alta entre los mercados emergentes, después de Hong Kong (220%). El 95% de la deuda corporativa china está denominada en moneda local.

Esto la hace menos vulnerable al riesgo de tipo de cambio. Al igual que en Estados Unidos, Crédito y Caución constata un aumento de la preocupación por el deterioro de la calidad crediticia de las empresas. Los sectores más vulnerables son acero, aluminio, carbón, vidrio laminado y cemento. Los más endeudados, construcción e inmobiliario. Los atrapados en la disputa comercial con Estados Unidos: metales, plásticos y maquinaria.

También te puede interesar:

Tagged , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.