La salud y el desempleo, las mayores preocupaciones de los españoles

BNP Paribas Cardif analiza las preocupaciones de los consumidores. Noticias de seguros

La aseguradora BNP Paribas Cardif ha realizado una amplia encuesta de opinión a 21.000 personas de 21 países de tres continentes (Europa, América del Sur y Asia), incluyendo España, para evaluar el impacto de la crisis Covid-19 y las necesidades de protección personal. La encuesta online se ha realizado en enero de 2021 y ha sido dirigida por la empresa de estudios de mercado Ipsos.

En sólo dos años, el nivel de preocupaciones ha aumentado muy significativamente. Esta crisis sanitaria sin precedentes ha tenido un gran impacto en la vida de las personas, afectando tanto a su nivel de vida como a su capacidad de planificar el futuro. Como aseguradora tenemos la responsabilidad especial de traerles apoyo para que puedan seguir avanzando con los proyectos que son importantes para ellos“, señala Jean-Bertrand Laroche, director ejecutivo adjunto de BNP Paribas Cardif.

Es claro el impacto de la crisis sanitaria que hemos vivido, las preocupaciones a nivel global han aumentado y las necesidades de protección también. En España, casi la mitad la población declara haber sufrido una pérdida de ingresos debido a la crisis sanitaria. En BNP Paribas Cardif, queremos estar cerca de nuestros clientes, acompañarlos en estos momentos y apoyarlos en sus proyectos de vida”, señala Tanneguy Rerrolle, CEO de BNP Paribas Cardif en España.

La crisis del Covid-19 dispara las preocupaciones

El Covid-19 ha aumentado significativamente, como era de esperar, las dos principales preocupaciones de la población: la enfermedad y la pérdida de ingresos. El 89% de las personas encuestadas en España dice que está preocupada por la salud (+3 puntos vs 2019), frente a un 71% (+3 puntos) en Europa y un 76% (+5 puntos) a nivel global.

En cuanto a una posible pérdida de ingresos, la preocupación asciende al 87% de los encuestados en nuestro país (+2 puntos frente a 2019); el 70% en Europa (+2 puntos) y el 76% (+4 puntos) a nivel global. Globalmente, las mujeres, en particular, expresaron a nivel general un gran número de preocupaciones (citaron 7,7 cuestiones, en comparación con 7 cuestiones para los hombres), al igual que los jóvenes. Los encuestados en el grupo de edad de 18 a 34 citaron 7,6 cuestiones que les preocupan, en comparación con 6,8 para el grupo de edad de 46 a 65 años.

Preocupaciones diferentes según la zona geográfica

También existen diferencias por regiones geográficas. América Latina fue la región que mostró mayor sentimiento de vulnerabilidad en 2021, al igual que en 2019. En Europa, destaca una mayor preocupación en países como España, Rusia y Turquía; mientras que otros como Francia, Bélgica, Reino Unido muestran un nivel de confianza relativamente sostenido.

Las personas encuestadas muestran también una preocupación cada vez mayor por los desastres naturales y los problemas de seguridad. Así como por otros riesgos que no están directamente relacionados con Covid-19. Entre los encuestados en España, el 87% señala como riesgos que les inquietan el accidente (+5 puntos respecto 2019), la enfermedad crónica, (+5 puntos) y la muerte (+4 puntos).

Además, el 84% señala la hospitalización (+ 5 puntos); el 83%, la pérdida de trabajo (+ 5 puntos); y el 73%, los desastres naturales (10 puntos más que en 2019). Grandes repercusiones financieras y planes pospuestos El alcance de la crisis no solo ha revelado nuevas amenazas, sino que también ha tenido un impacto en la vida diaria y en la capacidad de las personas para hacer planes. Tres cuartas partes de los encuestados dicen haber sufrido al menos una consecuencia financiera adversa debido a la pandemia. El 59% ha experimentado una pérdida de ingresos y el 44% ha tenido que posponer o cancelar una compra planificada. Este impacto varía según el país.

La encuesta de BNP Paribas Cardif en España

De los encuestados en España, el 47% declara haber sufrido una pérdida de ingresos debido a la crisis sanitaria, la mayoría de las veces ligada a una reducción temporal de los mismos. También se vio afectada su capacidad para hacer planes: el 42% decidió posponer o incluso cancelar compras importantes. Los acontecimientos recientes también han modificado la voluntad de las personas de hacer planes futuros.

La disposición a asumir riesgos, especialmente financieros, se ve necesariamente afectada por este período de desaceleración económica. Esta situación ha repercutido en el comportamiento de las personas hacia el crédito. La disposición a obtener un préstamo para comprar una propiedad ha disminuido a nivel global y en España se sitúa en un 54% de los encuestados, 19 puntos menos que en 2019, aunque sigue siendo la primera motivación para pedir dinero prestado. También ha disminuido la intención de pedir un préstamo para la compra de un coche. Un 45% de los encuestados en nuestro país lo haría, 13 puntos menos que en 2019.

Financiación para tratamientos de salud

Por el contrario, aumenta la disposición de los españoles para pedir un préstamo con el fin de recibir tratamiento médico, situándose en el 51% de los encuestados (+6 puntos en comparación a 2019), una cifra muy superior a la media europea (35%). El 46% pediría un préstamo para financiar los estudios de sus hijos, lo que supone un incremento de 5 puntos respecto a 2019, frente al 34% observado en el conjunto de Europa.

Paradójicamente en este período de crisis, la encuesta revela que el sentimiento de protección en caso de enfrentarse a un imprevisto se ha incrementado a nivel global (+3 puntos vs 2019). En España, el 61% de los encuestados se siente bien protegido (vs 67% en el conjunto de Europa), el mismo nivel que el registrado en 2019 (vs un aumento de 5 puntos en la media europea).

Desempleo, la mayor preocupación

El riesgo de desempleo merece una atención especial porque condiciona la sensación general de lo bien protegidas que se sienten las personas. Las personas que consideran que no están suficientemente protegidas con frecuencia expresan temores debido a preocupaciones sobre una posible pérdida de empleo. A nivel mundial, el desempleo es la tercera área donde a las personas les gustaría tener una mejor protección, por detrás de las enfermedades importantes y los accidentes.

En España la pérdida de empleo ocupa la segunda posición. Al 46% de los españoles encuestados les gustaría estar mejor protegidos frente al desempleo (vs 37% de la media europea), lo que representa un incremento de 8 puntos respecto a 2019. En primera posición se sitúa el deseo por mejorar la protección contra enfermedades graves. El 48% de los españoles encuestados quisieran mejorar esta protección, 13 puntos por encima de los registrados en 2019.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.