Millennials, una generación de ahorradores

Millennials, una generación de ahorradores

Willis Towers Watson presenta su informe sobre las prácticas de ahorro para la jubilación de la llamada generación millennial, formada por los jóvenes nacidos entre 1981 y 1999.

Los millennials se han dibujado por su supuesta poca implicación en hábitos de ahorro para la jubilación y para otros fines. Sin embargo, diversos estudios demuestran lo contrario. Se trata de la generación que más ha oído hablar del problema de las pensiones y del riesgo demográfico.

Coincide con las conclusiones del Estudio del Instituto Santalucía sobre “Las perspectivas vitales de la generación millennials”, que indica que es una de las generaciones más concienciadas con la necesidad de ahorrar para complementar las pensiones públicas. La jubilación es la segunda preocupación financiera de esta generación. Al estar convencidos de que la pensión que percibirán será insuficiente para mantener su calidad de vida, el 36,5% está ahorrando ya.

Javier González Gugel, director de Desarrollo de Negocio de Pensiones, de Willis Towers Watson explica “partimos de una sociedad de consumo donde más del 95% de las rentas se dedican a consumo y solo un 5% a ahorro. Esto sumado a que las condiciones de acceder a una vivienda se van a endurecer, hace que se comience a pensar más en el ahorro medio y largo plazo. No obstante una educación financiera mayor es necesaria para abordar este tema con rigurosidad”.

Los jóvenes demandan información financiera

Según un estudio de Inverco, el 25% de ellos se informa directamente sobre sus productos de inversión. Son más propensos a recurrir a asesores independientes (un 18% lo hace) que los baby boomers, la generación previa (13%).

Los millennials comprenden el futuro de las pensiones y son conscientes del reto que supone la longevidad, ya que han crecido en un entorno de frecuente debate sobre estas cuestiones. No obstante, incurren en un sesgo conductual frecuente en individuos de cualquier edad, por el que priman la recompensa inmediata sobre la futura. Pese a esto, según un estudio de la consultora Britain Things, el 55% de los jóvenes entre 16 y 25 años antepone el ahorro a otras prioridades.

Esta generación sí ahorra

De hecho, lo hace en mayor medida que otras, pero valoran la libertad financiera a corto y medio plazo. Demandan vehículos de ahorro que combinan productos tradicionales y liquidez con soluciones más innovadoras como las de redondeo o ahorro por consumo.

En la actualidad encontramos diferentes aplicaciones móviles que, en lugar de remunerar las compras con un descuento, destinan esta cuantía al ahorro del comprador.

Preferencias de ahorro de los millennials

  • Cantidad fija. Para muchos millennials lo ideal es que al recibir sus ingresos mensuales, automáticamente se retire una cantidad fija. Viven al día y lo que tienen en su bolsillo es lo que gastan, si no lo tienen no lo gastarán y podrán ahorrarlo.
  • Lo que sobra. A final de mes todo lo que no se ha gastado lo consideran ahorro y en muchos casos directamente va a parar a productos financieros o a cuentas de ahorro. Aquí el aspecto de la liquidez tiene una gran importancia, ya que no estarán dispuestos a destinar lo que sobra a un producto que no puedan recuperar hasta pasados casi 35 años.
  • Redondeo. Cada vez que pagan una cantidad con su tarjeta, deciden redondear el pago y enviar el sobrante a su bolsa de ahorro. Como señalaba Benjamín Franklin, “un centavo ahorrado es un centavo ganado”.
  • Penalizaciones. Establecer pequeñas penalizaciones para que cada vez que se pasan en sus previsiones de gastos cotidianos (estipulados por ellos mismo), se envíe una cantidad compensatoria a sus ahorros.
  • Invertir. Los millennials no dejan sus ahorros en una hucha sin más, les gusta optimizarlos, de ahí que busquen fórmulas para invertir sus ahorros sin ser expertos en finanzas.

Más de la mitad de los millennials planea jubilarse antes de los 65 años

Son datos del estudio de The Manpower Group, pero la realidad es que esta generación se enfrentará a unas condiciones de jubilación notablemente diferentes a las vigentes en la actualidad.

Por un lado, la base reguladora se calculará respecto a un periodo de bases de cotización más amplio. Si en 2022 quedará fijado en los últimos 25 años, para cuando se jubile esta generación se habrá ampliado, posiblemente, hasta los últimos 35 años. Además, habrán tenido carreras profesionales más cortas, más irregulares y con un salario medio inferior. Por último, la cuantía de la pensión se vería ajustada a la baja por la aplicación del factor de sostenibilidad desde 2023.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.