Voluntarios de Santalucía participan en la última edición de “El riesgo y yo”

El Instituto de Actuarios Españoles se adhiere al Plan de Educación Financiera.

Santalucía se une por tercer año consecutivo al programa educativo “El riesgo y yo”. Esta es una iniciativa destinada a la educación financiera de los jóvenes, desarrollada por la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA) en colaboración con la Fundación Junior Achievement, explica la compañía en un comunicado.

Más de 2.200 jóvenes de entre 15 y 17 años de 66 centros educativos repartidos por toda la geografía española han participado en este curso 2022; en la que es su cuarta edición, celebrada el pasado año en modo online. Y que recupera los encuentros presenciales, combinados con reuniones virtuales. Un proyecto educativo que ha contado con un total de 160 voluntarios de 40 aseguradoras, siete de ellos de Santalucía, que han participado como profesores en distintas sesiones formativas.

Compromiso de Santalucía con la educación financiera

El desarrollo de este programa refrenda el compromiso de las aseguradoras con el fomento de la cultura aseguradora y de la prevención. Para conseguir este objetivo, por parte de Santalucía, un total de siete voluntarios se han unido este año para formar a las nuevas generaciones en la gestión y prevención del riesgo. Y en la importancia del ahorro o la mutualización, entre otros aspectos.

Los siete voluntarios de Santalucía son Francisco Calderón (Director de Relaciones Laborales); Germán Álvarez (Director Territorial Centro); Lorena Carreño (Directora de Canal Vida, Pensiones y GA); Jose Manuel Ordoñez (Jefe de Proyecto de Transformación del Negocio Presencial); Rubén Darío Robledo (Técnico de Aprendizaje); Carolina Hernández (Coordinadora de la Escuela Comercial) y Manuel Acuña (Gestor de Formación).

De esta forma, Santalucía se suma, otro año más, al programa “El riesgo y yo” como muestra de su apuesta por la educación financiera de calidad y el futuro de los jóvenes dentro de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa. Desde la primera edición, un total de 42 voluntarios de la aseguradora han participado en este programa (en el que se han formado más de 6.000 adolescentes desde su puesta en marcha).

Aumento del espíritu emprendedor, trabajo duro y capital cívico

El programa “El Riesgo y yo” se basa en la metodología “Aprender haciendo”’, a través de la cual los jóvenes realizan actividades experienciales, conociendo de cerca el mercado laboral y el mundo del emprendimiento. La Fundación Junior Achievement ha realizado un estudio de impacto, en colaboración con la Universidad de Murcia, para conocer cómo impacta este programa en la realidad de este colectivo.

Los resultados muestran un aumento del espíritu emprendedor (+27%), del trabajo duro (+41%) y del capital cívico (23%), esto son los comportamientos acordes a intereses colectivos. También un crecimiento del 14% en su mentalidad en desarrollo, es decir, en su creencia de que con esfuerzo pueden conseguir los objetivos que se propongan, y un 26% más de expectativas educativas de los estudiantes que participan en este programa.

Compromiso con la sociedad y la educación financiera

“El riesgo y yo” se integra dentro del plan divulgativo “Estamos Seguros” de UNESPA y en el que Santalucía como compañía asociada reafirma su compromiso con el sector asegurador de comunicarse más y mejor con la sociedad, y de reforzar su apuesta con la educación y el desarrollo personal de los más jóvenes como ciudadanos socialmente responsables.

La apuesta por la formación financiera y en la cultura del seguro se completa con otras iniciativas. Como la que desarrolla a través del Instituto Santalucía; y que impulsa la investigación, la reflexión y el debate. A la vez que ofrece los conocimientos y herramientas necesarios para las habilidades de gestión y ahorro de las personas, también de los jóvenes; con publicaciones como la Guía temática para trabajadores millennials.

Santalucía ha colaborado también con Cruz Roja en programas formativos para jóvenes de entre 16 y 30 años. Ha impartido talleres para la adquisición de nuevas competencias digitales. Y contribuye al desarrollo de la Agenda 2030 y uno de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible; que busca promover un crecimiento económico inclusivo y sostenible, el pleno empleo. Y el trabajo decente para toda la sociedad, entre ellos los jóvenes.

Fuente: Santalucía

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.