Destacamos: ¿Estamos preparados para la llegada del coche autónomo?

Puedes ver el reportaje que hemos preparado, aquí

Reportaje coche autonomo Video ene 17Parece ciencia ficción, pero en pocos años será una realidad. El coche autónomo llega dispuesto a conquistar las carreteras de las ciudades, pero ¿conquistará a los conductores? ¿Cómo afectará la irrupción de esta tecnología en el sector asegurador? Lo analizamos en este reportaje.

¿Se imagina poder ir en su coche sin tocar el volante y disfrutar del paisaje o ponerse al día antes de llegar al trabajo? Suena a ciencia ficción, pero podría ser una realidad tangible en pocos años. Los expertos dicen que en 2020. Y eso es pasado mañana.

La irrupción de internet ha conseguido conectar las cuatro esquinas del globo –si es que eso es posible-, y será capaz de conectar cualquier dispositivo. Cualquiera. Desde su nevera hasta su chaqueta. O sus zapatos. De hecho, algunas zapatillas deportivas ya están ‘conectadas’.

Todas estas innovaciones afectarán a todos los sectores de la economía, pero especialmente al sector asegurador.

Si eres de los que les gusta conducir, quizá no esté muy contento con la llegada de los coches autónomos. Pero si es de los que prefieren aprovechar el trayecto para sacar fotos, disfrutar del paisaje o leer informes le gustará saber que las previsiones apuntan a que en 2020 comenzarán a circular por las carreteras de todo el mundo os primeros utilitarios autónomos. En 2035 se calcula que se habrán vendido más de 50 millones de este tipo de vehículos y en 2050 todo el parque automovilístico mundial será autodirigido.

Los primeros pasos ya están dados, no hay más que ver la experiencia del coche de Google en las calles de California, o la experiencia de Tesla, que con su Autopilot consigue que sus modelos circulen sin necesidad de que el conductor dirija los mandos del coche.

Incluso en Singapur se ha puesto en marcha una experiencia piloto de una flota de taxis sin conductor, Nutonomy, que cuentan con el respaldo asegurador de Zurich.

La inteligencia artificial y un complejo entramado de sensores, ordenadores, sistemas electrónicos y mecánicos auguran unas carreteras más eficientes, menos colapsadas. Más seguras.

El riesgo deberá recalcularse y surgen nuevas incógnitas para el sector asegurador, como quién será el responsable de los accidentes que se produzcan, sobre todo en el periodo de tiempo en el que convivan en nuestras carreteras los vehículos convencionales con los autónomos.

Un reto que el sector asegurador debe afrontar en los próximos cinco años.

Tagged , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *