Empleo y discapacidad: un deseo que desafía al 2019

Por segundo año consecutivo, la Fundación Adecco presenta el informe ¿Qué 3 deseos le piden al nuevo año las personas con discapacidad? Se trata de trabajo dirigido a dar voz a las personas con discapacidad, poniendo de relieve sus necesidades, demandas y reivindicaciones.  Basa sus conclusiones en una encuesta a 200 personas con diferentes tipos de discapacidades residentes en España, todas ellas en edad laboral.

Las cifras oficiales reflejan un incremento de la contratación de personas con discapacidad. Sin embargo, su presencia en las empresas ordinarias aún resulta exigua.

El reto para 2019 es, según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “promover y afianzar su presencia en la empresa ordinaria, el entorno donde la inclusión alcanza su máxima coherencia, pasando la discapacidad a un segundo plano y cobrando protagonismo el talento y las fortalezas profesionales”.

¿Qué piensan las personas con discapacidad?

El empleo vuelve a situarse en el centro de los deseos de las personas con discapacidad: el 71% pide a 2019 un puesto de trabajo en el que poder realizarse personal y profesionalmente.

Sin embargo, la mayoría de los encuestados no demanda un empleo a secas. La mayoría añade una aclaración: empleo digno, estable, en el que se reconozca el talento, “en el que me valoren mis compañeros, o donde pueda ser de verdad uno más”, son algunas de las respuestas.

“Las personas con discapacidad piden a 2019 un empleo, sí, pero en pleno siglo XXI desean que su contratación no obedezca exclusivamente a una obligación legal, sino ser valorados por su talento y competencias. No en vano, esta es la única vía para sentirse realizados personalmente y que su contratación sea sostenible en el tiempo”, subraya Mesonero.

A pesar de que existe una ley que ampara la contratación, la discapacidad sigue siendo un obstáculo para acceder al mercado laboral (un 77% de los encuestados así lo declara). Del mismo modo, el 89% opina que el certificado de discapacidad se convierte en un lastre para promocionar u ocupar puestos de responsabilidad en las empresas en las empresas. Según una de las encuestadas: “entras por una cuota y es difícil quitarte ese sambenito”.

Salud, recursos económicos, formación e independencia

El segundo deseo más destacado por las personas con discapacidad —un 33% de los encuestados— es la salud personal y familiar. Una aspiración que también se ha ligado al deseo de que el año que viene se destinen más recursos económicos tanto a la investigación de enfermedades raras o a la obtención del certificado de discapacidad (22%), como al propio desarrollo de las personas con discapacidad.

Un 21% pone de relieve el deseo de tener la posibilidad de mejorar su formación durante 2019, como trampolín para convertirse en un profesional más competitivo y acceder al mercado de trabajo con garantías.

Cierra el Top 5 de deseos llevar una vida independiente (13%). Un 68% de los encuestados destaca encontrar dificultades para vivir de forma autónoma, debido a barreras económicas y de accesibilidad.

Mayor accesibilidad tecnológica

La accesibilidad también ocupa un lugar importante entre las inquietudes de las personas con discapacidad; concretamente la accesibilidad tecnológica. Un 70,4% cree que los avances tecnológicos podrían mejorar su calidad de vida en 2019, pero la mayoría (80%) alerta de un desconocimiento del mundo tecnológico sobre el ámbito de la discapacidad, lo que dificulta que estos avances se conviertan en una prioridad. Para ello, es fundamental un acercamiento del mundo tecnológico al de la discapacidad, de modo que los desarrolladores, programadores y expertos en tecnología sean conocedores de sus necesidades y puedan dar a la tecnología una dimensión más social.

¿Qué le piden al empleo las personas con discapacidad que ya lo tienen?

Llama la atención el hecho de que, a pesar de tener una ocupación, el empleo no desaparece de entre sus inquietudes. Aunque los primeros puestos los ocupan la salud (91%) y el bienestar familiar (73%), el trabajo está presente entre las respuestas de un 60% de los encuestados.

Dentro de los deseos relacionados con el empleo, el principal es conservar el puesto de trabajo (90%), seguido de un 79% que menciona aspectos relacionados con la normalización de la discapacidad en la empresa: “dejar de ser una cuota”, “sentirme uno más entre mis compañeros” o “no sentirme continuamente diferente en mi puesto”, son algunas de las respuestas.

Un 51% pide una mayor accesibilidad, tanto para acceder a su entorno de trabajo como para poder ejercer sus funciones, seguido de un 47% que alude a la conciliación, como elemento fundamental para poder compatibilizar su desarrollo profesional con su salud y su vida personal. Además, un 41% menciona el teletrabajo como fórmula de flexibilidad que le permitiría poder desempeñar sus funciones de una forma más sencilla, cuando no sea posible desplazarse a su puesto de trabajo.

Tagged , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.