Los sistemas de ayuda al conductor, a debate

XVI Ciclo de Conferencias de la Cátedra CESVIMAP de la Universidad Católica de Ávila

¿Quién tendrá la culpa en caso de que tenga un accidente un vehículo autónomo? ¿Qué sucederá cuando un sistema operativo tenga que tomar decisiones y ninguna sea perfecta? ¿Cambia el vehículo autónomo el modelo de propiedad del automóvil? ¿Cómo afectan los sistemas de ayuda al conductor (ADAS) a las compañías de seguros? ¿Y a los talleres? Preguntas de difícil contestación las que se abordaron en el XVI Ciclo de Conferencias de la Cátedra CESVIMAP de la Universidad Católica de Ávila.

La trascendencia de los sistemas de ayuda al conductor ADAS -Advanced Driver Assistance Systems- para todos los sectores del automóvil centró un evento que contó con más de un centenar de asistentes.

Sergio Gómez, director adjunto de Innovación Corporativa de Mapfre, en su ponencia “Visión internacional de los ADAS”, señaló la progresiva reducción de la siniestralidad a largo plazo de forma masiva con estos sistemas. Lanzó una pregunta al auditorio: hacia dónde se dirige el futuro de los seguros del automóvil –los coches autónomos podrán liderar, en 2040, una reducción del 93% de accidentes, por lo que, lógicamente, los precios de los seguros serán más económicos-. Asimismo, planteó qué sucederá cuando un sistema operativo tenga que tomar decisiones y ninguna sea perfecta. Gómez también explicó los beneficios que puede aportar una conducción automatizada integralmente, y las barreras o costes que hay que superar para su implantación.

Rubén Aparicio-Mourelo, gerente adjunto de Cesvimap, abordó las investigaciones de CESVIMAP sobre sistemas ADAS en su ponencia “Influencia de estos sistemas en los talleres, seguros y usuarios. ¿Futuro a medio plazo?”. Destacó el frenado autónomo de emergencia (AEB) o la asistencia al cambio de carril. Centró estos sistemas en lo referente a las compañías de seguros en que reducen el número de accidentes, si bien su reparación o sustitución es más cara.

En lo referente a los talleres, aumentan el tiempo de reparación o sustitución de las lunas (para su calibración) y, por tanto, su coste, si bien disminuye el número de siniestros y así el de las peritaciones. Adecuarse a los ADAS requiere a los talleres inversión en herramientas y equipos específicos, y formación, para optimizar la calidad de sus reparaciones. Se adivina una nueva oportunidad de negocio en el sector de lunas. CESVIMAP continuará evaluando estos sistemas con su metodología de seguridad CESVI Safety.

También participaron en este ciclo de conferencias Asetra, la Asociación de Talleres de Madrid; Anfac, la Asociación de Fabricantes de Vehículos; Insia, el Instituto de Investigación de la Universidad Politécnica de Madrid y Hella, desarrollador de sistemas de asistencia a la conducción.

Tagged , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.