Aspe denuncia la actuación fraudulenta de 15 aseguradoras británicas

Aspe

Las compañías estarían vendiendo cobertura de salud en el sistema público, algo que es contrario a la ley, denuncia la patronal de la sanidad privada

La Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), que agrupa a más de 1.300 entidades sanitarias y representa a más del 80% de los centros hospitalarios privados españoles, ha anunciado un plan de 10 medidas para hacer frente al posible fraude sistemático cometido por varias aseguradoras británicas, “que actúan impunemente ante la pasividad de las administraciones británica y española”.

La patronal de la sanidad privada explica que viene denunciando desde hace tres años ante organismos británicos, administración autonómica, Gobierno central y la Comisión Europea estas prácticas irregulares. Algunas compañías británicas comercializan pólizas de seguros de viaje que se aprovechan de las coberturas ofrecidas por la sanidad pública británica y española, a través de la Tarjeta Sanitaria Europea, sin que hasta el momento se hayan tomado medidas cautelares contra estas empresas pese a las acciones emprendidas por ASPE.

Turistas británicos ‘rehenes de malas prácticas’

Aspe advierte de que, como viene ocurriendo en los últimos años, y en verano de forma más intensa, “miles de turistas británicos serán de nuevo rehenes de estas malas prácticas al contratar pólizas que incluyen asistencia médica pero, a la hora de la verdad, impiden el acceso a centros hospitalarios privados”. Por tanto, estas empresas comercializan la asistencia médica en centros públicos, algo contrario a derecho, al ofrecer una prestación sanitaria a la que los ciudadanos británicos ya tienen derecho y de la que no soportan costes.

Estas aseguradoras británicas, que se lucran por la venta de un servicio que presta la sanidad pública, cometen irregularidades con el viajero británico, que piensa que tiene cubierta la atención sanitaria en cualquier centro sanitario. Sin embargo, les exigen disponer de la Tarjeta Sanitaria Europea para así ser trasladados al sistema público.

Los turistas, al ser informados, o bien asumen el coste del servicio médico privado o consultan a su aseguradora, que inmediatamente les remite a la sanidad pública, alegando la deficiencia del servicio sanitario privado. “Algo completamente ajeno a la realidad, por la alta consideración internacional de la sanidad privada española. El objetivo real de estas prácticas de desprestigio es no hacer frente a su responsabilidad como asegurador”, señalan desde Aspe.

Viajeros en riesgo

Esta situación pone en serio riesgo la salud de los viajeros británicos. La aseguradora fuerza al hospital privado a derivarlos a uno de carácter público lo antes posible, incluso a veces en casos donde un traslado pone en riesgo la salud del paciente.

Estas prácticas suponen altos costes para el Sistema Nacional de Salud español (SNS), que debe asumir mayor congestión con pacientes que, en teoría, han pagado por una atención privada, y para el National Health Service británico (NHS) que deberá cubrir los costes del tratamiento en el centro público español.

La sanidad privada, la más afectada

Sin embargo, es la sanidad privada española la más afectada si los pacientes son tratados o admitidos, explican. El hospital privado incurre en costes médicos, muy altos en algunas ocasiones, que no son asumidos ni por el paciente ni por la aseguradora. Y además, en muchas ocasiones, los gastos del traslado del paciente y su posterior cuidado médico en el hospital público “son exigidos de forma injusta al centro privado”.

En este sentido, Aspe recuerda que informó en 2016 a la autoridad británica competente (FCA) sobre irregularidades detectadas en la asistencia médica de pólizas de viaje de hasta 15 empresas británicas: Travelinsurance4medical.co.uk, Insurefor.com, Ok To Travel, Insure Pink, Staysure, Suretravel Citybond, Covered 2 Go, Good to Go, All Clear Traveler, Alpha Travel, ERV Medi-Care, Leisurecare Multi-traveller X5, World First Traveller y Get going Travel Insurance.

Denuncia ante organismos públicos

Así, Aspe inició en 2016 acciones de denuncia informativa a nivel regional y nacional en España, en Reino Unido y en Europa, para poner estas prácticas en conocimiento de las diferentes autoridades contra aseguradoras inscritas en el Órgano Regulador Británico.

En este sentido, la patronal puso el caso en conocimiento de la Comisión Europea, que derivó el asunto a nivel británico a la FCA (Financial Conduct Authority) sin que, hasta la fecha, se tenga conocimiento de las actuaciones llevadas a cabo.

Pasividad de las autoridades

Asimismo, en España, ni autoridades estatales ni autonómicas de hasta seis regiones han actuado de forma alguna. Tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores, como el de Sanidad o el de Economía  –Dirección General de Seguros- se han inhibido o directamente no han emitido respuesta alguna. “Esto ha permitido a estas aseguradoras seguir actuando impunemente”, denuncia la alianza.

En este sentido, la patronal solicita acabar con estas prácticas abusivas que afectan a pacientes, sistemas públicos de atención médica y a empresas de la sanidad privada española; exige a estas aseguradoras que den información clara a los consumidores acerca de las coberturas incluidas en sus seguros de viaje; abogan por que los usuarios firmen un documento específico en cuanto al servicio de asistencia médica y piden información clara para que los pacientes, en el caso de que decidan acudir a un centro privado, sepan que deben asumir los costes del servicio médico. 

Plan de medidas

Entre otras acciones, la entidad prevé reclamar medidas cautelares contra las autoridades británicas por el ejercicio de enriquecimiento ilícito que estas aseguradoras llevan a cabo, además de continuar denunciando esta mala praxis ante los organismos competentes españoles, británicos y europeos.

Además, Aspe exigirá al Gobierno español que asuma sus competencias ante estas irregularidades que afecta a la asistencia médica en territorio español. La patronal tiene previsto informar a las distintas fuerzas políticas españolas, británicas y europeas para analizar el asunto y elevar preguntas parlamentarias. Además, defenderá su imagen de las tácticas difamatorias de estas aseguradoras ante los ciudadanos del Reino Unido e instituciones y dará a conocer entre el mayor número posible de viajeros británicos esta situación.

Las 10 medidas de Aspe

Para ello, Aspe ha editado un folleto informativo que repartirá en los centros sanitarios de zonas turísticas adheridos a la patronal para dar a conocer a los pacientes afectados sus derechos y ha lanzado la web www.safetraveltospain.com donde se obtendrá información ampliada.

Por otro lado, Aspe estudiará medidas legales para evitar que la Administración española derive costes de traslados y/o tratamientos médicos a la sanidad privada. La patronal de la sanidad privada también previsto participar en la International Travel & Health Insurance Conference (ITIC) de mayo de 2020, en Windsor (Berkshire, Inglaterra), organizando encuentros informativos con el sector asegurador británico e internacional.

También te puede interesar:

Tagged , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.