El Brexit impulsa los planes de captación de talento extranjero de las empresas europeas



Casi dos tercios (59%) de las empresas europeas con intereses significativos en el Reino Unido ven el Brexit como “una perturbación” en lugar de un “desafío fundamental” para sus operaciones, tal y como es visto por el 26% de estas compañías, según un estudio de Willis Towers Watson.

La encuesta, realizada a más de 100 responsables de Recursos Humanos en Europa, principalmente de importantes multinacionales, también muestra su preocupación por la captación y la retención del talento que necesita el Reino Unido, así como por su retribución y beneficios.

Las respuestas se recogieron en un momento clave del Brexit, al coincidir con el periodo en el que el Gobierno británico invocó el artículo 50 del Tratado de Lisboa, dando comienzo con ello al periodo de negociaciones para su salida de la Unión Europea.

Eva Patier, directora de Talent & Rewards de Willis Towers Watson en España ha explicado que “el Brexit es un acontecimiento fundamental para los empresarios que tengan fuertes intereses en el Reino Unido, se entiende más como una perturbación que como un desafío”. “Esta relativa confianza está impulsando su planificación y crecimiento, pero muchas empresas están claramente preocupadas por la manera de mantener sus operaciones en el Reino Unido y su personal, así como la influencia que tendrá a la hora de atraer talento y remunerarlo en el resto de la Unión Europea”.

Más de un tercio (36%) de los encuestados afirma que, desde el referéndum por el Brexit, en su empresa ha aumentado la preocupación por la atracción y retención de ciudadanos de la UE con competencias específicas en el Reino Unido. Una proporción similar (31%), centra su atención en la movilidad de sus directivos entre el Reino Unido y la UE, y el 29% dice que se ha convertido en una prioridad también para el resto del personal.

Además, desde el referéndum, el 24% de los responsables de Recursos Humanos ha vuelto a evaluar el tipo y el número de trabajadores que necesitan en el Reino Unido, mientras que otro 29% están haciéndolo o piensan llevarlo a cabo en los próximos tres meses.

Eva Patier, ha añadido que “las empresas muestran inquietud sobre los obstáculos al desarrollo del talento que podrían surgir en un escenario post-brexit, del que están realizando un minucioso balance. Muchas de ellas han apuntado al problema que representará el traslado de personal, tanto de puestos directivos como de perfiles especializados como conductores de vehículos pesados o personal multilingüe de los call centers”.

“El mantenimiento de personal no británico en el Reino Unido ya es un foco de preocupación. La caída de la libra esterlina ha hecho menos atractivos los paquetes de compensación, lo que ha llevado a algunas compañías a abordar esta cuestión impulsando dichos paquetes de remuneración y de incentivos”.

La encuesta pone de relieve que uno de cada cinco (20%) responsables de Recursos Humanos considera que la pérdida de atractivo de los incentivos en el Reino Unido representa un problema para los ciudadanos de otro país. Asimismo, cuando se preguntó acerca de si habían ajustado el coste de la vida para los expatriados, el 15% declaró haberlo hecho ya o tener previsión de hacerlo en los próximos tres meses, mientras que el 16% asegura estar considerándolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.