El Audi 80, el Subaru Impreza y el Nissan 350 Z, los coches más caros de asegurar en España

El Audi 80, el Subaru Impreza y el Nissan 350 Z, los coches más caros de asegurar en España.

Existen diversos factores que influyen en el precio final de la póliza de un coche y el modelo del vehículo en cuestión es uno de los más determinantes. De hecho, tal y como desprende el análisis elaborado por Rastreator sobre la prima media de un seguro de coche de todas las marcas y modelos registrados en el comparador, el Audi 80, el Subaru Impreza y el Nissan 350 Z se encuentran entre los tres vehículos más caros de asegurar este otoño. Sin embargo, el todoterreno Lada Niva, el Suzuki Samurai y el Seat Marbella se sitúan entre los coches más económicos de asegurar dentro del ranking.

Entre los criterios más determinantes a la hora de calcular la prima de un seguro de auto influye lo siguiente:

Características del vehículo

La marca y el modelo del coche se tienen muy en cuenta para calcular la prima. Las estadísticas de siniestralidad de las compañías de seguros determinan que algunos modelos sean más caros de asegurar que otros. Además, es clave también la antigüedad del vehículo, ya que cuanto mayor sea ésta más riesgo de avería o accidente existe.

El historial de siniestralidad

La trayectoria al volante del conductor es uno de los factores que más peso asumen en el cálculo del precio del seguro. Ser buen conductor tiene “premio” y las compañías suelen bonificar a aquellos que no han tenido partes con culpa en los últimos años ni multas.

El aparcamiento

La probabilidad de siniestro también depende del lugar en el que se aparque el vehículo. La prima del seguro puede variar en función de si el coche duerme en la calle, en un parking colectivo o en un garaje individual por lo que esta será una de las preguntas que te harán la mayoría de las aseguradoras.

La edad del conductor

Las características del conductor del vehículo configuran su perfil de riesgo. Aspectos como la experiencia al volante, su profesión o su estado civil pueden variar el precio del seguro. Entre estas características, la edad es uno de los factores que más influyen en la prima; por lo general, las compañías aplican un precio más alto a aquellos conductores que no han cumplido los 26 años, al considerar que este colectivo tiene un riesgo mayor. Es decir, ser joven y novel son 2 de los principales factores que encarecen una póliza de Auto.

Víctor López, responsable de aseguradoras de Rastreator, explica que “las pólizas suelen variar dependiendo de la antigüedad y gama del vehículo, entre otros factores. De hecho, hay ejemplos como el Audi 80, que debido a su antigüedad tiene un seguro muy elevado, dada la dificultad de encontrar los materiales oportunos en caso de avería. Tener en cuenta esto antes de comprar un vehículo es clave, ya que el precio puede llegar a variar hasta un 84%, una diferencia muy notable para el bolsillo”.

Lada Niva, el coche más barato de asegurar

La marca de origen ruso Lada sigue apostando por un modelo que no ha cambiado mucho desde que se diseñó por primera vez. Este vehículo, que no es muy habitual en el parque automovilístico en España debido a que la mayoría de ellos no cumplen con la normativa medioambiental europea, tiene la prima media del seguro de coche más económica del mercado (260 euros anuales).

En segundo lugar, le sigue el modelo Suzuki Samurai con un precio medio de 284 euros anuales, luego el emblemático Seat Marbella (328 euros anuales) y el Smart City Coupe (343 euros anuales).

En la última posición del ranking dentro de los cinco coches más económicos de asegurar se encuentra el modelo Opel Crossland. Su precio, elevado en comparación a su competencia, el motor o la caja de cambios son las principales causas de que el coste de su póliza sea inferior a modelos similares (346 euros anuales).

Audi 80, el coche más caro de asegurar

Este modelo dejó de fabricarse a mediados de los 90 tras convertirse en uno de los coches más vendidos de la marca. Uno de los principales motivos de que sea el coche más caro de asegurar es porque resulta más complejo reponer piezas de gama alta si el vehículo llega a averiarse. Asimismo, las aseguradoras tienen en cuenta su antigüedad y la marca, ya que es más probable que sufra un desperfecto.

En segunda posición, se sitúa el Subaru Impreza (1.200 euros anuales), seguido del modelo Nissan 350 Z (1.167 euros anuales), el BMW Serie 7 (1.164 euros anuales) y por último, el Audi 7 Sportback (1.141 euros anuales). Estos vehículos son, después del Audi 80, los modelos con el precio medio de la póliza más alto según el ranking de Rastreator.

Tanto el BMW Serie 7 como el Audi 7 Sportback cuentan con lo último en tecnología, convirtiéndose en uno de los coches más lujosos del mercado. Por este motivo, los seguros de coche para este tipo de modelos suponen un coste elevado, ya que se tiene en cuenta su exclusividad y su precio, así como la calidad de los materiales”, explica Víctor López.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.