Guía para el buen uso de la tecnología durante el confinamiento

tecnología Información en crisis coronavirua noticias de seguros

tecnología Información en crisis coronavirua noticias de seguros

Durante la cuarentena, la dificultad para encontrar actividades de ocio alejadas de la tecnología puede resultar frustrante tanto para familias con hijos como para parejas, jóvenes o personas que viven solas. Ver la televisión, series o películas y navegar por internet se sitúan como los principales hábitos de ocio de los españoles, según el II Estudio de Salud y Estilo de Vida de Aegon, por delante de la lectura o de escuchar música. De hecho, en seis de cada diez familias la televisión se sitúa como la reina del ocio en casa, seguida de las actividades culturales y los juegos.

En una situación en la que los españoles debemos recurrir a actividades de ocio en interiores, la tecnología se ha convertido en remedio contra el aburrimiento y en la gran distracción para las largas tardes en casa. Por ello, desde Aegon hemos elaborado una guía práctica para el buen uso de la tecnología en tiempos del confinamiento.

Flexibilizar el control del tiempo

En una situación normal, moderar el uso de los dispositivos tecnológicos es importante para que tanto los más mayores como los pequeños desconecten de las pantallas y puedan ver más allá del mundo virtual. Sin embargo, ante el estado de confinamiento en el que nos encontramos, flexibilizar los horarios y no frustrarse es clave para que la cuarentena sea lo más leve posible. “Debemos entender que nos encontramos en una situación excepcional y, por ello, podemos ser algo más permisivos con el tiempo que dedicamos a la tecnología”, señala Belén González, directora de Salud de Aegon.

No es recomendable pasar demasiadas horas frente a la pantalla, sobre todo si nuestra jornada laboral gira en torno a ella. No obstante, no debemos frustrarnos si lo hacemos, pues eso nos creará un estado de ansiedad por realizar otro tipo de actividades que, dado el momento en el que nos encontramos, solo dificultará una situación que ya es complicada para todos”, mantiene.

Cómo actuar con los niños

Con los niños, debemos llevar una actitud similar. En una familia, la rutina habitual suele delimitar las horas que pasan los más pequeños frente a las pantallas para que disfruten de otras actividades de ocio alejadas de la tecnología. Sin embargo, durante el confinamiento estas actividades tienden a multiplicarse. Teletrabajar mientras los niños revolotean a tu alrededor se ha convertido en el día a día de muchos españoles y el móvil, la tablet o la televisión parecen ser la solución para tranquilizar y entretener a los más pequeños durante unas horas.

Como padres, somos conscientes de que debemos reducir, en la medida de lo posible, la exposición de nuestros hijos a las pantallas”, mantiene Belén González. “Sin embargo, dadas las circunstancias, debemos aprender a ser más flexibles con el uso de los dispositivos tecnológicos y descubrir nuevas formas de aprovecharlos para que el tiempo que le dediquen sea lo más educativo posible”, recomienda. No obstante, desde Aegon recuerdan que este tipo de actividades también pueden realizarse en familia. “Ver la televisión juntos, participar en los juegos y acompañarlos en los momentos de aprendizaje ayudará a los más pequeños a comprender que la tecnología no siempre se usa en solitario, fomentando su lado sociales y animándolos a compartir con su alrededor”.

Aprender y ejercitar a través de la tecnología

La tecnología, además de un recurso para el entretenimiento, puede resultar útil como herramienta educativa. A raíz del confinamiento han surgido diversas iniciativas destinadas a ofrecer contenido didáctico y entretenido para los más pequeños de la casa. “Aprender jugando es una de las claves de la educación hoy en día”, asegura Belén Gonzalez. “Mientras nosotros trabajamos, nuestros hijos pueden dedicar su tiempo a ejercitar su mente a través de juegos y aplicaciones didácticas disponibles en nuestros dispositivos móviles. Esto facilita nuestra tarea como padres y profesores novatos, y nos da un respiro para hacer nuestras propias tareas”.

Por su parte, los colegios y universidades han habilitado sus campus virtuales. Para que los estudiantes puedan continuar con el plan de estudios a través de sus casas. Facilitando todos los contenidos necesarios para seguir el curso escolar. Y proporcionando, en la medida de lo posible, formaciones y clases online destinadas a mantener la rutina habitual en circunstancias excepcionales.

Asimismo, a través de la tecnología también podemos acceder a actividades de ocio como el deporte. “El confinamiento ha creado un movimiento muy positivo en torno a la idea del deporte en casa”, señala Belén González. “Hemos visto iniciativas de gimnasios virtuales que animan a las personas a hacer deporte desde el salón gracias a programas de la televisión o vídeos que podemos encontrar en la red. Esto es una forma de aprovechar al máximo la tecnología que tenemos a nuestro alcance hoy en día para luchar contra el sedentarismo y la pereza y activar nuestro cuerpo”, comenta.

La tecnología que nos une

El confinamiento durante semanas también ha obligado a muchas familias a mantener la distancia para cuidar de sus seres queridos. La tecnología, en este contexto, se ha convertido en un recurso imprescindible para mantener nuestra vida social sin salir de casa. Las videollamadas se han bautizado como el nuevo centro de reuniones sociales, una forma de pasar la cuarentena tanto en familia como en solitario.

El uso de los dispositivos móviles ha aumentado considerablemente en los hogares españoles debido al distanciamiento social”, señala Belén González. “La necesidad de mantener el contacto con nuestros seres queridos ha fomentado las llamadas y videollamadas diarias y ha animado a realizar planes virtuales que animan las semanas de confinamiento”.

Recuperar el contacto

Desde conversaciones interminables, juegos grupales, cenas compartidas y gimnasios improvisados. Los dispositivos tecnológicos se han alzado como el nuevo bar, la cocina virtual o el salón de muchas casas. Donde tienen lugar reuniones masivas de amigos y familiares. Para animar a las personas en tiempos de confinamiento. “Es increíble cómo durante una situación que para muchos está siendo muy dura, se puede transmitir compañía y apoyo a través de la pantalla”, comenta Belén González.

Asimismo, no solamente se ha recurrido a las redes sociales para conectar con nuestros seres queridos. Profesionales la salud como psicólogos, médicos y nutricionistas se han volcado para apoyar a las personas durante este confinamiento mediante sesiones virtuales destinadas a promover y ayudar a mantener la buena salud física y mental durante el periodo de confinamiento.

Uso consciente y responsable de la tecnología

Si bien durante el confinamiento la tecnología se ha convertido en un recurso para el entretenimiento, no debemos olvidar las pautas para su uso responsable y moderado. “El uso inapropiado y excesivo de los dispositivos electrónicos puede generar, a la larga, problemas de salud importantes. Podrían evitarse si redujésemos el consumo estático de contenido por medio de la tecnología”. Enfermedades como el síndrome del Túnel Carpiano, problemas de audición y de visión, obesidad, insomnio, patologías cervicales y trastornos del sistema nervioso. Son algunos de los daños que puede provocar el uso descontrolado de la tecnología durante periodos de tiempo muy prolongados.

Asimismo, desde Aegon recomiendan evitar la sobreexposición a las pantallas. No solo porque pueden acarrear enfermedades a largo plazo, sino porque también pueden aumentar nuestra ansiedad. “Tener la televisión encendida a todas horas y consumir noticias con mucha frecuencia puede desencadenar ataques de ansiedad y de estrés por la situación actual”, señala Belén González. Por ello, recomiendan alternar el tiempo de uso de dispositivos tecnológicos con otras actividades de ocio. Como la lectura, escritura, la música o los juegos de mesa. “Más allá de las pantallas existe un mundo real, no virtual, que nos rodea. Y que debemos aprovechar”, recuerda González. “Tanto si estamos en familia como si vivimos solos, los expertos recomiendan reservar un rato de ocio alejado de los dispositivos electrónicos. Nos ayudará a desconectar nuestra mente de la actualidad y que el confinamiento sea lo más leve posible”, mantiene.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.