La inflación eclipsa a los demás riesgos para los líderes del G20

Los riesgos medioambientales y cibernéticos eclipsados por las preocupaciones económicas a corto plazo de los líderes empresariales del G20.

Los riesgos medioambientales y cibernéticos eclipsados por las preocupaciones económicas a corto plazo de los líderes empresariales del G20

El impacto de la inflación, la crisis de deuda y la crisis del coste de la vida son las mayores amenazas en el panorama de los negocios para los próximos dos años en los países del G20, de acuerdo con los nuevos datos del Foro Económico Mundial, explica Marsh.

Los resultados de la Encuesta de Opinión Ejecutiva de este año (Executive Opinion Survey) realizada a más de 12.000 líderes empresariales de 122 países entre abril y agosto de 2022, se presenta antes de que tenga lugar la COP27 en Egipto y la cumbre del G20 en Indonesia a finales de este mes.

Según la encuesta los riesgos económicos, geopolíticos y sociales están dominando el panorama de riesgos entre los líderes empresariales del G20, ya que continúan abordando las preocupaciones inmediatas sobre el desorden significativo del mercado y la intensificación del conflicto político.

La inflación se impone como el principal riesgo en los países del G20

De manera global, la rápida y/o sostenida inflación es el principal riesgo mencionado con mayor frecuencia en los países del G20 en los que se ha realizado la encuesta este año, con más de un tercio (37 %) de los países del G20[1] identificándolo como una de las principales preocupaciones, seguido conjuntamente por las crisis de deuda y la crisis del coste de la vida (21%). La confrontación geoeconómica fue identificada como el principal riesgo por dos países del G20. Otros encuestados mencionaron el potencial de colapso del estado y la falta de servicios digitales generalizados y la desigualdad digital como principales preocupaciones.

Los resultados de este año contrastan de forma clara con las conclusiones de 2021, particularmente los elementos clave como el riesgo tecnológico y medioambiental. A pesar de las crecientes presiones ambientales y el aumento de la regulación ambiental en los últimos 12 meses, y, teniendo en cuenta los ajustes a la lista de riesgos incluidos en la encuesta de este año en respuesta a las tendencias económicas, geopolíticas y ambientales en evolución, los problemas ambientales figuraron significativamente menos entre los cinco principales riesgos para los países G20 en el informe de este año, en comparación con 2021. Además, a pesar de la creciente amenaza de ataques cibernéticos, este y otros riesgos tecnológicos se ubicaron entre los cinco riesgos principales menos citados este año.

En términos más generales, los resultados también destacan acentuadas variaciones regionales entre las economías avanzadas y los mercados emergentes. Si bien los riesgos económicos asociados con una inflación rápida y/o sostenida fueron identificados como el principal riesgo por los encuestados en Europa, América Latina y el Caribe y el este de Asia y el Pacífico, las preocupaciones sociales asociadas con la crisis del coste de la vida dominaron en el Medio Oriente y África y África Subsahariana. En Asia Central y Asia Meridional, los conflictos interestatales y las crisis de endeudamiento superaron las preocupaciones, respectivamente.

Foco en los riesgos económicos y geopolíticos

Carolina Klint, líder de Risk Management en Marsh Europa Continental, comentó: “Los líderes empresariales del G20 están correctamente enfocados en los riesgos económicos y geopolíticos inmediatos y urgentes a los que se enfrentan en este momento. Sin embargo, si están pasando por alto los principales riesgos tecnológicos, esto podría crear futuros puntos ciegos, dejando a sus organizaciones expuestas a graves amenazas cibernéticas que podrían afectar seriamente su éxito a largo plazo”.

Peter Giger, director de Riesgos del Grupo, Zurich Insurance Group, comentó: “Después de un aumento de 2 mil millones de toneladas en 2021, el aumento de las emisiones globales de CO2 este año es mucho menor, alrededor de 300 millones de toneladas. Esto se debe gracias al crecimiento del uso de energías renovables y vehículos eléctricos. A pesar de estos desarrollos positivos, todavía no vamos por buen camino para alcanzar el objetivo de 1,5 °C. La transición a cero emisiones netas ha caído demasiado en las agendas a corto plazo de muchos líderes empresariales. Sin embargo, los impactos del cambio climático son tanto a corto como a largo plazo. Incluso en el entorno geopolítico y económicamente desafiante actual, debemos centrarnos en construir un sistema energético más limpio, más asequible y más seguro, si esperamos mantener un futuro cero emisiones al alcance de la mano”.

La Encuesta de Opinión Ejecutiva está realizada por el Centro para la Nueva Economía y Sociedad del Foro Económico Mundial (World Economic forum’s Centre for the New Economy and Society). Marsh McLennan y Zurich Insurance Group son socios del Centro para la Nueva Economía y de la serie del Informe Global de Riesgos.

También te puede interesar:

[1] Incluye Francia, Alemania, Italia y España – excluye otros países de la UE y Rusia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.