Los actuarios se suman a la Guía de Buenas Prácticas del Baremo

La formación protagoniza el último número de la revista Actuarios del IAE.

La Junta de Gobierno del Instituto de Actuarios Españoles (IAE) ha acordado adherirse a las directrices marcadas en la “Guía de Buenas Prácticas para la aplicación del Baremo de Autosaprobada por la Comisión de seguimiento del sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Como dice la exposición de motivos de la Ley 35/2015, el vigente Baremo de Autos nació con la finalidad de “lograr la total indemnidad de los daños y perjuicios padecidos para situar a la víctima en una posición lo más parecida posible a la que tendría de no haberse producido el accidente”, y “buscando un justo resarcimiento de los perjuicios sufridos por las víctimas y sus familias como consecuencia de un siniestro de tráfico”.

Los motivos de los actuarios

Basándose en el principio de reparación íntegra de los daños, la Junta de Gobierno del IAE considera que el Baremo tiene que contribuir a atenuar y resarcir aquellas situaciones injustas y en ocasiones dramáticas, con pérdida añadida de calidad de vida, cuando además se ha sufrido un daño físico, psíquico y moral, que es la razón por la que el legislador promulgó esta Ley y este modelo, para encontrar así formas idóneas que garanticen el cumplimiento de este principio de reparación íntegra de los daños.

En este sentido, Rafael Moreno, presidente del Instituto de Actuarios, indicó que “los actuarios asumen una importante responsabilidad en el sistema de reparación de los daños sufridos por las víctimas de accidentes de tráfico, y para que la desempeñen de forma que se respeten los preceptos legales y los principios que inspiran el sistema, contribuyendo al bienestar de la sociedad, en general, y a la protección de los intereses de las víctimas y los perjudicados, en particular, es necesario que los actuarios, en su praxis profesional, cumplan las directrices de la Guía de Buenas Prácticas, que es una herramienta de buena fe y transparencia en la aplicación del Baremo y que, de manera clara, les asigna en exclusiva la relevante función de emisión de informes periciales actuariales en los casos en los que resulte preciso conforme a la Ley y la propia Guía”.

El Instituto de Actuarios Españoles ha creado un Grupo de Trabajo sobre el Baremo de Autos que va a realizar los análisis que resulten oportunos en cada momento y hará propuestas a la Junta de Gobierno de nuevas normas profesionales que resulten necesarias para completar el marco en el que se desenvuelve la actuación de los actuarios en esta materia.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.