Renting, compra o carsharing: qué es más rentable hoy



Propiedad, renting, carsharing y el futuro de la movilidad

¿Qué es más rentable, comprarse un coche o contratar un renting? Las futuras prohibiciones en la venta de coches térmicos (en algunas comunidades entrarán en vigor en 2025), más las restricciones al tráfico ha provocado que los se planteen nuevas fórmulas de movilidad antes que comprar un coche.

Según las cifras de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam), las ventasen España de turismos y todoterrenos nuevos cayeron 4,3% en comparación con el mismo mes del año anterior. Desde que el 1 de septiembre de 2018 se introdujera el nuevo ciclo de homologación de consumos y emisiones WLTP, el sector ha encadenado siete meses consecutivos a la baja. El peor dato desde la crisis económica.

Sin embargo, el sector del renting crece. La Asociación Española de Leasing y Renting (AELR) muestra que durante 2018 se financiaron en renting 212.807 turismos, un 5,7% más que en 2017.  Si tenemos en cuenta los turismos, vehículos industriales y todoterrenos, el sector creció un 7,8%.

“Sin pretender sacar una bola de cristal, creo que el futuro será el del coche compartido, salvo casos muy puntuales o de coleccionismo. Creo que el futuro está en ver al coche como un servicio de movilidad compartido que pagaremos según el uso que hagamos y sin ningún sentido de la propiedad”, explica Esteban Viso, experto en finanzas del motor en iAhorro.com.

Cuánto cuesta tener un coche en propiedad

A pesar de que la compra de coches no pasa por su mejor momento, el precio de los vehículos sigue creciendo. Según el INE, los automóviles se encarecieron un 0,3% durante el pasado mes de enero. Su precio sumado a las restricciones hace que cada vez más los ciudadanos apuesten por el renting.

“A la hora de comprar un coche hay que tener en cuenta diversos gastos. El primero es el precio de compra del vehículo. Otros gastos a tener en cuenta son el alquiler o la compra de una plaza de garaje, el seguro, el mantenimiento y reparaciones y el combustible”, señala Esteban Viso.

El coche más vendido de 2018 fue el Seat León, con un coste medio de 18.000 euros.  Si le sumamos el IVA, el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación nada más sacar el coche del concesionario habremos pagado 23.635,4 euros.  Si al coste de compra le sumamos los gastos que podemos tener en un año (gasolina, seguro y zona verde) acabaremos pagando en los primeros 12 meses de vida del coche 24.660 euros.

La vida media de un coche en España es de 12 años. La suma total en ese periodo temporal para un coche diésel es de 42.440 euros y para un coche de gasolina de 44.226 euros.

Qué pasa si financio el vehículo

El coste del vehículo se eleva considerablemente si se ha tenido que recurrir a un préstamo. Teniendo en cuenta un TIN del 5,50% y una TAE del 60,06% con una comisión de apertura de 270 euros, la mensualidad será de 235,67 euros. A la financiación habrá que sumar el IVA de la compra, el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación. Si este coche tiene una vida útil de 12 años, el coste total más la compra financiada asciende a 44.220 euros.

Propiedad, renting, carsharing y el futuro de la movilidad

Cuánto cuesta este mismo coche de renting

“Mediante renting, el usuario está sujeto a unas condiciones que limitan el kilometraje anual, entre otras cosas. La parte buena es que con el pago de la mensualidad pactada, el usuario tiene incluido el mantenimiento del vehículo, algunas reparaciones, el seguro o los gastos de matriculación”, destaca Esteban Viso.

En caso del Seat Leon, la empresa Arval ofrece 249 euros más IVA, lo que supone 308,76 euros al mes. En la empresa LeasePlanGo, el precio es de 297 euros más IVA, 359,37 euros al mes.  Si multiplicamos estas cantidades por 12 años, hablamos de 44.461 euros en el caso de Arval y 51.749 euros en el caso de LeasePlanGo. Sumando el gasto de gasolina en ese periodo, la suma total es de 53.821 euros en el primer caso y de 61.109 en el segundo.

¿Y si solo se usa el servicio de carsharing?

Esteban Viso considera este servicio como una opción muy interesante en las grandes ciudades. “Su punto fuerte es que podemos hacer uso de un vehículo eléctrico cuando lo necesitamos realmente (siempre que esté disponible alguna unidad en las cercanías) y pagar por el uso que hagamos de él. El carsharing es una idea genial, pero como para hacer un uso de este servicio de manera puntual”, destaca.

En el caso de un Car2Go, el precio por kilómetro está a 0,39 euros. Si hiciéramos 10.000 km al año pagaríamos 3.900 euros. Si esto lo multiplicamos por un uso de 12 años, el coste total subiría a 46.800 euros. El caso de Emov, el precio sería un poco más económico.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.