Santalucía y Aegon se juegan su posición en el nuevo Unicaja Banco

Unicaja Banco sede. Noticias de seguros

Los consejos de administración de Unicaja Banco y Liberbank aprobaron ayer el Proyecto Común de Fusión por el cual Unicaja Banco absorberá Liberbank. Esta operación supone la creación del quinto banco del sistema financiero español por volumen de activos, que contará con una amplia y diversificada presencia en el territorio nacional. El nuevo banco asegura que será “entidad de referencia en seis Comunidades Autónomas, con un balance sólido y saneado, y un equipo profesional con amplia experiencia en generar valor para sus accionistas mediante procesos de integración”.

La operación también trastocará el mapa e alianzas de bancaseguros, con tres jugadores principales en el ramo de Vida: Santalucía, Aegon y Mapfre; y uno en No Vida: Caser.

Los acuerdos con Santalucía y Aegon

Unicaja Banco mantiene un acuerdo exclusivo con Santalucía para la comercialización de seguro de vida a través de Unicaja Vida y Pensiones, entidad que comparte al 50% con el banco. Santalucía pagó en 2017 cerca de 450 millones de euros para quedarse con el negocio que compartía la entidad financiera con Aviva, tras la salida del grupo asegurador británico del mercado español.

Por su parte, Liberbank mantiene una estrecha alianza con Aegon. Ambas entidades comparten al 50% Liberbank Vida y Pensiones. Además, la entidad mantiene vivo el acuerdo que en su momento firmaran Mapfre y CCM, que se limita a la red de oficinas heredadas de la absorción de la antigua Caja Castilla-La Mancha.

Además, ambos bancos tienen una participación del 10% en Caser, compañía con la que tienen un acuerdo estratégico para la venta de seguros generales.

Nuevo mapa de bancaseguros con el nuevo Unicaja Banco

Aunque aún es pronto para hacer conjeturas, el mercado descuenta que Santalucía será la compañía que saldrá vencedora de la reconfiguración de las alianzas de bancaseguros. La compañía que dirige Andrés Romero probablemente deberá hacer un nuevo desembolso para ampliar su alianza de bancaseguros al nuevo banco resultante de la fusión entre Unicaja Banco y Liberbank.

En cuanto a la alianza con Caser, es probable que la nueva entidad venda parte de su participación, ya que con un capital del 20% los requisitos de capital de solvencia son ya muy elevados.

Unicaja Banco, quinta entidad por volumen de activos

La transacción permitirá a la entidad combinada ganar tamaño relativo de cara a afrontar de la mejor manera posible los retos a los que se enfrenta el sector, incluyendo los que se derivan del entorno económico; los actuales niveles de tipos de interés, históricamente bajos. Así como el continuo proceso de transformación y digitalización.

Está previsto que la entidad combinada cuente con ahorros recurrentes de costes de aproximadamente 192 millones de euros anuales (de forma plena a partir de 2023). Esto permitirá mejorar significativamente la ratio de eficiencia. Dada la sólida posición de solvencia con la que parten Unicaja Banco y Liberbank, se prevé que la entidad combinada alcance una ratio de capital de máxima calidad (CET 1 fully loaded) del 12,4%. La más elevada entre las entidades cotizadas según datos a septiembre pasado. Se situará como la primera en coberturas (67%). Y la segunda entre las entidades cotizadas con la ratio de mora más baja, del 3,8%.

La nueva Unicaja Banco elevará su rentabilidad

La operación propiciará que la entidad combinada mejore significativamente su rentabilidad respecto a las previsiones del mercado. Y que mejore en torno a 11 puntos porcentuales su ratio de eficiencia. Asimismo, la generación de sinergias permitirá incrementar el beneficio por acción de ambas entidades. En aproximadamente un 50% respecto a las estimaciones del mercado para 2023.

La nueva entidad, que mantendrá la denominación Unicaja Banco y su sede social en Málaga, nace con el objetivo de aportar valor a los accionistas, mejorando la rentabilidad, así como mejorar la oferta y calidad del servicio a los clientes, y seguir apoyando la recuperación económica del país, manteniendo como valores compartidos la cercanía y la vinculación con el territorio.

Tendrá de presidente ejecutivo a Manuel Azuaga, actual presidente ejecutivo de Unicaja Banco; y de consejero delegado, a Manuel Menéndez, actual consejero delegado de Liberbank. La operación está sujeta a la aprobación por parte de las Juntas Generales de Accionistas de ambas entidades; cuya celebración estaría prevista para el primer trimestre de 2021. Así como de las autorizaciones regulatorias preceptivas, lo cual se espera que suceda a finales del segundo trimestre o principios del tercero de 2021.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.